LMNeuquen Mercosur

Fernández pidió la unidad del Mercosur y cruzó a Bolsonaro

El presidente dijo que es importante encontrar soluciones conjuntas al mayor desafío de la región, la desigualdad social. "Respeto a todos los líderes aunque no piense como ellos", agregó.

El presidente Alberto Fernández convocó este martes a la "unidad" de los países miembros del Mercosur para "encontrar soluciones al mayor desafío de la región que es la desigualdad social", y planteó que el panorama social y económico internacional tras la pandemia por coronavirus brinda "una posibilidad de construir un mundo nuevo más justo".

En la 56ta. Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, que se realizó desde Paraguay en forma virtual -por primera vez en la historia-, el mandatario argentino remarcó la "necesidad de que integremos una Nación única a nivel regional" para enfrentar el desafío de "construir un mundo más equilibrado".

Te puede interesar...

En ese sentido, Fernández dijo que "pensar el Mercosur significa entender que estamos absolutamente obligados a buscar un destino común porque los pueblos nos exigen que así sea".

"América Latina, por origen y por destino, está llamada a ser una región única y absolutamente integrada", remarcó el primer mandatario, luego de la apertura que realizó por videoconferencia y desde la ciudad de Asunción el anfitrión del encuentro, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

Luego la ronda continuó con las intervenciones de los mandatarios de Brasil, Jair Bolsonaro; y Uruguay, Luis Lacalle Pou, a quien se le traspasó la presidencia pro témpore del bloque.

En su discurso, Fernández advirtió que las "diferencias que puedan surgir, ideológicas, conceptuales o del tipo que quieran, pasan a un segundo plano a la hora de entender que son los pueblos los que se vinculan más allá de los gobiernos que ocasionalmente gobiernan nuestras repúblicas" y afirmó que "ninguno debe buscar su suerte individualmente".

Al hablar ante el plenario de jefes de Estado, Fernández remarcó que eso debe ser así "a la hora de entender que son los pueblos los que se vinculan más allá de los gobiernos que ocasionalmente gobiernan nuestras repúblicas".

Entre los objetivos para el Mercosur, el Presidente sostuvo la necesidad de que los integrantes "vean cómo lograr que los desequilibrios y asimetrías desaparezcan" en el bloque "en favor de Uruguay y Paraguay, que necesitan tener un desarrollo tan pujante como Brasil y Argentina".

Asimismo habló de la necesidad de "ver cómo nos integramos al mundo globalizado como región, todos juntos, porque si cada país lo hace solo va a estar a atado a su suerte".

"Estoy aquí para que nos unamos y trabajemos más juntos que nunca porque la historia nos ha puesto el desafío de gobernar nuestros países en un tiempo de mucha enfermedad y desigualdad, pero también no da una oportunidad de construir algo diferente. Tenemos que estar más unidos que nunca", remarcó.

El tema de la pandemia estuvo presente en todo el discurso del mandatario argentino, así como en los de sus pares de la región, al señalar que a todos los Presidentes les tocó "un tiempo difícil" para gobernar y debieron "acostumbrarse a buscar el desarrollo en el medio de una enfermedad".

"El mundo se ha dado vuelta. La economía integral la está padeciendo de un modo como nunca antes se había visto. Cuando uno ve la dimensión de la crisis y ve cómo reacciona el mundo más que nunca me convenzo que integremos una región única en la para enfrentar el desafío que se nos viene por delante", afirmó.

En paralelo, dijo que "el desafío tiene muchas aristas y como latinoamericanos que somos la arista central es que somos el continente más desigual a la hora de la distribución del ingreso".

"América Latina necesita ver cómo se construye un mundo más igual, más desarrollado después de esta pandemia y este es un debate que nos debemos. Estamos frente al desafío de un mundo que se ha globalizado y nosotros desde América Latina tenemos que estar más unidos que nunca para asumir ese desafío", sostuvo.

En un pasaje y referencia al líder brasileño, Jari Bolsonaro, el mandatario dijo que "guardo por todos los líderes el respeto que se merecen aunque no pienso como ellos". "Sé que mi paso por la historia argentina es un paso y no tengo derecho a frustrar la aspiración continental que tenemos de unirnos y crecer juntos simplemente porque no pienso igual. Estoy aquí para que nos unamos. La historia nos ha dado al oportunidad de revisar lo que se ha hecho y hacerlo de otro modo", agregó.

En otro tramo de su discurso, habló de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), y se refirió como "amigo" a Josep Borrell, el representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política, que participó del encuentro de hoy.

Fernández rescató que hay un "camino iniciado", en referencia al pre acuerdo del Mercosur para la integración con ese bloque, y le pidió a Borrell que "ayude a seguir adelante con el acuerdo iniciado para ver de qué manera, teniendo en cuenta todos los desatinos que cometió el virus en la economía de todo el mundo, podemos seguir adelante".

"El Mercosur tiene un desafío porque en este tiempo de la historia nos tocó gobernar a nosotros y si no hacemos las cosas bien somos nosotros los culpables de que las cosas se hagan mal", concluyó el Presidente argentino.

Luego la ronda continuó con las intervenciones de los mandatarios de Brasil, Jair Bolsonaro; y Uruguay, Luis Lacalle Pou, a quien se le traspasó la presidencia pro témpore del bloque.

En su discurso, Fernández advirtió que las "diferencias que puedan surgir, ideológicas, conceptuales o del tipo que quieran, pasan a un segundo plano a la hora de entender que son los pueblos los que se vinculan más allá de los gobiernos que ocasionalmente gobiernan nuestras repúblicas" y afirmó que "ninguno debe buscar su suerte individualmente".

Al hablar ante el plenario de jefes de Estado, Fernández remarcó que eso debe ser así "a la hora de entender que son los pueblos los que se vinculan más allá de los gobiernos que ocasionalmente gobiernan nuestras repúblicas".

Entre los objetivos para el Mercosur, el Presidente sostuvo la necesidad de que los integrantes "vean cómo lograr que los desequilibrios y asimetrías desaparezcan" en el bloque "en favor de Uruguay y Paraguay, que necesitan tener un desarrollo tan pujante como Brasil y Argentina".

Asimismo habló de la necesidad de "ver cómo nos integramos al mundo globalizado como región, todos juntos, porque si cada país lo hace solo va a estar a atado a su suerte".

"Estoy aquí para que nos unamos y trabajemos más juntos que nunca porque la historia nos ha puesto el desafío de gobernar nuestros países en un tiempo de mucha enfermedad y desigualdad, pero también no da una oportunidad de construir algo diferente. Tenemos que estar más unidos que nunca", remarcó.

https://twitter.com/alferdez/status/1278708452840398848

El tema de la pandemia estuvo presente en todo el discurso del mandatario argentino, así como en los de sus pares de la región, al señalar que a todos los Presidentes les tocó "un tiempo difícil" para gobernar y debieron "acostumbrarse a buscar el desarrollo en el medio de una enfermedad".

"El mundo se ha dado vuelta. La economía integral la está padeciendo de un modo como nunca antes se había visto. Cuando uno ve la dimensión de la crisis y ve cómo reacciona el mundo más que nunca me convenzo que integremos una región única en la para enfrentar el desafío que se nos viene por delante", afirmó.

En paralelo, dijo que "el desafío tiene muchas aristas y como latinoamericanos que somos la arista central es que somos el continente más desigual a la hora de la distribución del ingreso".

"América Latina necesita ver cómo se construye un mundo más igual, más desarrollado después de esta pandemia y este es un debate que nos debemos. Estamos frente al desafío de un mundo que se ha globalizado y nosotros desde América Latina tenemos que estar más unidos que nunca para asumir ese desafío", sostuvo.

En otro tramo de su discurso, habló de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), y se refirió como "amigo" a Josep Borrell, el representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política, que participó del encuentro de hoy.

Fernández rescató que hay un "camino iniciado", en referencia al pre acuerdo del Mercosur para la integración con ese bloque, y le pidió a Borrell que "ayude a seguir adelante con el acuerdo iniciado para ver de qué manera, teniendo en cuenta todos los desatinos que cometió el virus en la economía de todo el mundo, podemos seguir adelante".

"El Mercosur tiene un desafío porque en este tiempo de la historia nos tocó gobernar a nosotros y si no hacemos las cosas bien somos nosotros los culpables de que las cosas se hagan mal", concluyó el Presidente argentino.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

1.123595505618% Me interesa
59.550561797753% Me gusta
0% Me da igual
2.247191011236% Me aburre
37.078651685393% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario