Fiesta trágica: había zona liberada para vender droga

Así lo señaló el fiscal, basado en los testimonios de los testigos.

Neuquén.- El fiscal federal Federico Delgado confirmó ayer que el testimonio de varios asistentes a la fiesta Time Warp determinó la existencia de una clara "tolerancia" a la venta de drogas en el lugar, donde pareció existir una "zona liberada".

"No hay indicios de que haya sido una sola persona la que vendió las drogas. Todo hace pensar que fue una especie de zona liberada donde cada cual podía vender por cuenta propia las pastillas", indicó Delgado.

"Los testigos achacan la venta a la organización, pero no hay videos que muestren al organizador vendiendo drogas", precisó Delgado.

"Son indicios que deben ser corroborados con algo más. En el lugar se toleraba la venta, pero hay que ver si se fomentaba", añadió.

Trabas

Delgado resaltó las dificultades en la investigación derivadas de la contratación de integrantes de las fuerzas de seguridad pública para tareas de seguridad privada.

"Se transforman en privadas porque las alquila un empresario, pero aunque se transformen en privadas no pueden dejar de ser públicas", expresó.

"Tienen que cuidar los intereses del empresario pero también los de todos nosotros, de otro modo están de los dos lados del mostrador", agregó.

Delgado puntualizó que la investigación está basada en dos vectores fundamentales; por un lado, lo sucedido en el interior del predio y, por otro, la labor desplegada por las fuerzas de seguridad que debían realizar los controles. "De los organizadores hay un prófugo, un pedido de indagatoria en curso y diligencias por el cruce de datos".

"La Justicia trabaja en la intervención de teléfonos secuestrados para reconstruir las conversaciones y llegar a los proveedores", señaló. "El indicio más fuerte es que había una especie de zona liberada para la venta de drogas", agregó.

Tampoco se descarta que en el lugar se hayan infiltrado mafias que operan con drogas de diseño como las que consumieron los jóvenes que fallecieron la semana pasada.
Las investigaciones también apuntan a desentrañar quiénes podrían ser los dealers o vendedores que estuvieron esa noche además de los tres ya detenidos.

Dictan el secreto de sumario

El juez federal Sebastián Casanello dictó ayer el secreto de sumario en la causa que investiga las muertes ocurridas en la fiesta electrónica Time Warp, realizada el pasado fin de semana en el complejo Costa Salguero.

En tanto, ayer se conoció que una médica de la firma SEMEC, la empresa contratada por Dell Producciones SA para el evento, dijo ante la Justicia: "Por comentarios de las primeras personas que atendimos, las anteriores a los casos graves, me hablaron del consumo de éxtasis, LSD, Popper, GHB y mencionaron como novedad de la noche el Superman".

"Al vernos saturados y sin ambulancias en el momento crítico en el que empezaron a llegar los jóvenes descompensados a la enfermería, pedimos auxilio al SAME", agregó.
La médica declaró que había dos puestos de atención con tres médicos cada uno, así como entre 10 y 15 socorristas que circulaban por el predio para asistir a jóvenes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído