Físicos médicos, los amos ocultos de la radiación

Ayer se celebró el día internacional de una especialidad poco conocida.

Neuquén
Si uno escucha la palabra radiación, quizás la primera asociación que haga sea con la bomba atómica.

Sin embargo, la radiación forma parte de nuestra vida de muchas más formas de las que pensamos. Es que la radiación no es ni más ni menos que la propagación de energía; luego están las distintas formas e intensidades en las que esta se propaga.

Los rayos UV del sol y las ondas de TV o de la telefonía móvil constituyen algunos ejemplos de un modo particular de radiación. Pero, también, otros tipos son utilizados comúnmente en la medicina.

Hay infinidad de exámenes médicos, a los que nos sometemos con normalidad, y que implican la utilización de radiación en forma de rayos X, por ejemplo. Un caso típico es una placa de tórax.

Sin embargo, algo que parece tan simple a los ojos de un paciente requiere de tecnología de avanzada y de minuciosos protocolos para su utilización. Y de eso se encargan los físicos médicos, una rama de la física que aplica conocimientos específicos de la física, la biología y la medicina al área médica.

Si bien es una especialidad no muy difundida, su tarea es de vital importancia. Entre otras tantas cosas, deben velar por la seguridad de todos los involucrados en algún procedimiento que utilice radiación.

La fecha conmemora el nacimiento de Marie Curie, científica que descubrió la radiactividad.

"Básicamente, lo que hacemos es tener un control de la radiación, a través de equipos de alta tecnología. Algo que a todo el mundo asusta, nosotros lo manejamos para que la gente esté segura y la utilizamos a nuestro favor para curar o diagnosticar", explica Roberto Ruggieri, de la Fundación Médica de Río Negro y Neuquén, donde ayer se realizó una jornada con importantes referentes del área para celebrar el Día del Físico Médico.

Cómo y para qué
En los diagnósticos, la radiación se utiliza, por ejemplo, para hacer radiografías, tomografías o mamografías. En tratamientos, está presente, sobre todo, en procedimientos contra el cáncer, a partir de la radioterapia. En todos los casos, se manejan distintas intensidades.

Justamente es tarea de los físicos médicos controlar esas emisiones, minimizando la cantidad de radiación que recibe el paciente según los estándares internacionales, lo que garantiza a su vez la calidad de imagen de un estudio y la precisión del tratamiento.

Es tal la complejidad de la maquinaria que se utiliza para estos propósitos que, por ejemplo, los físicos médicos de la Fundación trabajan en conjunto con gente de INVAP (la misma compañía que desarrolló el ARSAT, el satélite geoestacionario argentino), en la actualización de equipamiento.

"El médico dice el qué y nosotros decimos el cómo. Diseñamos cómo hacer para direccionar los rayos a la zona afectada, para destruir el cáncer y cuidar el resto del cuerpo, para que la persona se pueda curar", resumió Ruggieri, quien integra un equipo de tres físicos médicos, un número poco común, según resaltó.

"Hay áreas como el diagnóstico por imágenes donde no es obligatorio que haya físicos médicos. Sin embargo, acá también nos desempeñamos en ese sector. Eso habla de una política de aplicar calidad. Es algo que la gente no lo ve, pero involucra directamente la ideología de la institución", finalizó.

Un espacio de desarrollo, formación e investigación

NEUQUÉN
Además de su práctica cotidiana, los físicos médicos tienen un espacio privilegiado en la Fundación Médica, en distintos proyectos de investigación, desarrollo y docencia.

En materia de investigación, están llevando adelante trabajos sobre radiación en marcapasos y en pediatría. En el área de desarrollo, actualmente están diseñando unos inmovilizadores, un sistema que hace el paciente quede completamente inmóvil para garantizar la precisión del tratamiento de radioterapia. En este proyecto están trabajando junto con dos instituciones privadas y con el hospital de Córdoba.

Por último, en el área de docencia se está diseñando un programa de residencias para fomentar las prácticas en la Fundación y formar un ámbito académico.

Imágenes de alta definición
Una máquina de diagnóstico única en Latinoamérica

Dentro de poco, en la Fundación Médica comenzará a funcionar un Spect CT, que ya está instalado en la Clínica de Imágenes. Se trata de un equipo único y el primero de Latinoamérica que sirve para detectar todo tipo de tumores y patologías más complejas, como problemas neuroendocrinos o cardíacos. "Todo eso lo calibramos los físicos. Va a tener la misma calidad que se aplica en Europa o en Estados Unidos", expresó Ruggieri.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído