El clima en Neuquén

icon
14° Temp
58% Hum
La Mañana Juanse

Gracias al Flaco Spinetta

Juanse relató su experiencia con la cocaína y confesó que su colega fue clave para dejar de consumir.

Juanse, líder de Ratones Paranoicos y ex Masterchef, fue invitado a Seres libres, el programa de Gastón Pauls enfocado en relatos en primera persona a cargo de figuras públicas con algún tipo de adicción. El músico contó su experiencia con la cocaína y confesó que Lusi Alberto Spineta fue “clave” para que él dejara el consumo.

El creador de “Ceremonia” primero recordó la sensación de la primera vez que consumió la sustancia. “Fabulosa. Aparte, año 81, obvio, porque era por diversión. Lo que pasa es que socialmente apareció una problemática que cambió todo, que fue el hecho de inyectarla en la sociedad”, aseguró. De todos modos, el artista no tomó conciencia de esa problemática hasta varios años después: “Me di cuenta cuando vi a toda mi familia sufriendo”, admitió.

Te puede interesar...

“Siempre renegué de la palabra ‘profesional’ porque realmente no es una palabra que a mí me agrade, pero reconozco que éramos profesionales. Estaba todo bien hasta que sonaba el teléfono y había que ir al estudio. En el estudio por ahí se seguía consumiendo, pero hasta que no quedaba perfecto… Eran discos que se tardaban casi un año en hacer”, dijo sobre sus años de mayor exposición con Ratones Paranoicos.

Juanse

Maestro: Julie, mujer de Juanse, se contactó con Spinetta, quien le dijo “quedate tranquila, dejámelo a mí”.

El Flaco

Luego, Juanse se refirió a cómo Spinetta lo ayudó a dejar el consumo. “A mí me ayudó mucho haber estado en contacto con personas que realmente han dado todo por mí. Luis Alberto (Spinetta), bueno, Julie (su esposa), ni hablar. Vos pensá que ellos se confabularon para que yo salga de todo eso. Lo de Luis Alberto fue clave”, aseguró Juanse.

En ese momento, contó una anécdota compartida junto a Spinetta, uno de sus grandes amigos rockeros. “Yo iba a comer todos los miércoles con él a su estudio. Pero cuando Julie empezó a notar que había un problema que no queríamos ver, se pusieron en contacto ellos y Luisito la llamó y le dijo ‘quedate tranquila, dejámelo a mí’”.

“Yo fui como todos los días, agarró, me abrió un tubo de vino, me lo puso ahí y empezamos a hablar. Yo tomé agua nada más ese día (risas). El plan de él era hacerme entrar para mostrarme lo diferente que yo había sido al llegar al estudio y cómo estaba en ese momento. Yo lo percibí a eso desde que había salido de casa. Entonces no hubo más nada que hablar”, recordó Gutiérrez.

Por otro lado, relató cómo acciona la cocaína en las personas. “La cocaína te vacía el alma. Es todo muy gracioso, muy divertido… lamentablemente, el 80 por ciento del resultado final de la experiencia es negativa. Desarma la familia, toca un sector del cerebro donde habita todo lo que tenemos que hacer un esfuerzo por evitar”, explicó el músico.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario