Hacía delivery para ayudar a su mamá y lo ejecutaron

Motochorros asesinaron a un joven de 22 años en una pizzería.

Eduardo Matta tenía 22 años y fue asesinado por motochorros. Su triste final conmueve. Y golpea. El joven llevaba seis meses trabajando en la pizzería “Nuevo Horizonte”, en la localidad bonaerense de Libertad, partido de Merlo.

“Era buen pibe, sano, no tomaba ni fumaba, trabajaba para ayudar a su mamá y a su hermanito. No tenía papá”, afirmó su patrón, Hugo Pedrozo (49). El domingo 6 de octubre, alrededor de las 23, Eduardo estaba adentro del local, en la esquina de Calle Real e Iturri, cuando entró una pareja de motochorros: un hombre y una mujer, ambos con el casco puesto y vestidos de negro. Él, armado con un pistola. Ella, con un cuchillo.

Te puede interesar...

“Dame todo, dame todo o te meto un tiro”, lo amenazó el delincuente a Pedrozo, quien le entregó la plata de la caja. Pero aquel no se quedó conforme y, con un dato previo, le exigió “la bolsita”. Sabía que allí el comerciante solía guardar la recaudación, por lo que le dio un culatazo en la cabeza. Mientras, su cómplice salió y amenazó con un cuchillo a un repartidor que estaba escuchando música y ni se había enterado del asalto.

El joven reaccionó y luego fue ayudado por otro delivery que llegó tras entregar un pedido. Allí fue cuando entró en acción Eduardo, quien logró, junto con los otros dos empleados, reducir a la corpulenta mujer.

delivery pizzeria asesinato1.jpg

Entonces el delincuente vio la secuencia, salió y baleó en la cabeza a Matta. El disparo le impactó en el ojo derecho y le provocó pérdida de masa encefálica. En medio de la desesperación, a los 15 minutos, la víctima fue trasladada en ambulancia hasta el Hospital Eva Perón. Murió el viernes pasado.

Según los vecinos, la pareja de motochorros es la misma que cometió un asalto en agosto en un supermercado chino, también a bordo de una moto negra, marca Honda GC, sin patente.

Por el momento no hay ningún detenido por el homicidio. “Todavía no abrí, pero en estos días tendré que hacerlo porque es mi única fuente de ingresos”, dijo el dueño del negocio en el que mataron a Eduardo.

--> A otro repartidor le pasó lo mismo

El sábado 5 de octubre, otro repartidor fue asaltado cerca de las 22, cuando entregó una pizza en una casa del barrio Jardín, de La Plata. Tras recibir el pedido, la dueña de la casa escuchó un ruido y al salir nuevamente se encontró con Nicolás Pérez Gatti (19) tendido en el piso y con una moto encima de su cuerpo.

La víctima fue trasladada al Hospital San Martín, donde murió horas más tarde. Los ladrones le robaron unos 350 pesos y escaparon. Horas más tarde detuvieron a dos sospechosos. Tienen 16 y 17 años.

LEÉ MÁS

Una adolescente reina de Corrientes murió ahogada en el río

Tres muertos al volcar un colectivo en Tucumán

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído