Hallan muerto y atado de pies y manos a un pibe

Tenía 14 años y hacía una semana que estaba desaparecido. No hay detenidos.

El cuerpo de un adolescente de 14 años, que se encontraba desaparecido desde hacía en una semana -la última vez que lo habían visto sus allegados fue en los suburbios de la ciudad de Santa Fe- fue hallado ayer en el río Colastiné, un brazo del río Paraná. Según informaron fuentes judiciales y policiales de la provincia, el joven tenía amarradas sus manos y sus pies, lo que lleva a una conclusión preliminar a los investigadores de que se trata de un caso de homicidio.

La víctima fue identificada como Rubén Mendoza, quien era conocido por su apodo, “Apolo”. El adolescente había desaparecido de su casa el sábado pasado, 29 de junio, y fue hallado sumergido en las inmediaciones del terraplén de la toma de agua, que está situado en el kilómetro 3,5 de la ruta provincial número 1. De acuerdo por lo informado por las fuentes, el joven presentaba signos de haber recibido un fuerte golpe en la cabeza, lo que habría provocado su fallecimiento, aunque esto será debidamente determinado cuando se conozcan los resultados de la autopsia a través de la cual se sabrá con exactitud no sólo la data de muerte sino la forma, que podría haber sido directamente por el golpe o por un desmayo ocasionado por el mismo y un posterior ahogamiento en el río.

Te puede interesar...

Ayer, la policía traslado a tres personas en calidad de testigos a la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), a quienes se les tomó declaración aunque, por el momento, ninguno está sospechado de ser el responsable o tener algo que ver con este asesinato. El papá del muchacho, de nombre Rubén igual que su hijo, hizo declaraciones a la prensa en las que aseguró que “un hermanastro” le dijo que la persona hallada sin vida “era él” y, a propósito, relató que su hijo se encontraba metido en serios problemas de adicciones a las drogas y lo que comunmente se conocen como malas juntas. “Era drogadependiente -dijo el papá de Apolo-. Y tenía mala junta y malas relaciones”. Además, el hombre recalcó como dato para la investigación que el joven “sabía nadar”, descartando, al menos desde su lugar, que se tratara de una simple muerte “porque se ahogó solo”.

La familia de la víctima lo estaba buscando intensamente desde la tarde del 29 de junio. Aquel momento, la última vez que lo vieron, fue posterior a una fuerte discusión y enojo entre padre e hijo, porque el menor le reprochó a su papá que no le prestara dinero. El crimen de Mendoza se suma al de Diego Román, un niño de 12 años que el jueves por la noche fue encontrado asesinado de 15 puntazos en la ciudad santafesina de Recreo, luego de que fuera visto por última vez el día anterior cuando salió de la escuela.

“Era un chico drogadependiente y que tenía malas juntas y malas relaciones. Sabía nadar perfectamente, por eso no creo que se haya ahogado solo”, dijo Rubén Mendoza, El papá del joven encontrado sin vida

Olavarría: encuentran cuerpo calcinado

El cadáver de un hombre calcinado y con aparentes signos de mutilación fue hallado hoy ayer al costado de una ruta en la ciudad bonaerense de Olavarría, donde se investiga si se trata del militar retirado que está desaparecido desde el 26 de junio, hecho por el cual ayer al mediodía detuvieron a un sospechoso. El cuerpo fue encontrado por una persona que caminaba por la zona, al costado de la ruta provincial 226 y calle Junín, y a metros de un santuario del Gauchito Gil. Voceros de la policía informaron que de inmediato efectivos de distintas dependencias y de la Policía Científica acudieron al lugar para preservar la escena y realizar los primeros peritajes sobre el lugar y el cadáver. Los investigadores esperan la identificación del cuerpo para determinar si efectivamente se trata del militar desaparecido, Carlos Roberto Cordero, de 60 años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído