Hallaron una posible causa del mal que produce el vapeador

Una investigación estadounidense señaló que la presencia de acetato de vitamina E, presente en las esencias, produciría el daño pulmonar.

Ante la conmoción global por el avance del inédito mal, una investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos identificó una posible causa del daño pulmonar que producen los vapeadores y cigarrillos electrónicos: el acetato de vitamina E.

El informe del ente sanitario norteamericano encontró en las muestras biológicas de 29 pacientes, en base al estudio de sus fluidos pulmonares, la presencia de este compuesto. "El acetato de vitamina E podría estar presente en cualquier esencia de cigarrillo electrónico, sea cannabis o no, ya que se usa como un espesante, pero nos manejamos con supuestos. Hay que dejar bien claro que el cigarrillo electrónico no está aprobado por la ANMAT, por lo que su uso no está permitido en la Argentina. Esto significa que, en definitiva, es bastante incierto cuáles de estas esencias tienen acetato de vitamina E y cuáles no, así como de qué están hechas en general", comentó María Inés Medín, coordinadora de la sección Tabaquismo y Epidemiología de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR),

Te puede interesar...

La especialista indicó que las pocas certezas que manejan se ligan a la contundencia clínica de las patologías severas que se ven en el consultorio: "Por ejemplo, la neumonía lipoidea. Sabemos que en esos pacientes se vio evidencia de acetato de vitamina E en el cuerpo".

Son muchos los especialistas que comparten la perspectiva de la "incertidumbre" ante el poco conocimiento sobre el dispositivo. "El acetato de vitamina E es un espesante, una sustancia oleosa que se le coloca en el aerosol pero es una de las tantas sustancias que le dan esa forma característica al vapor, al igual que pasa en el que sale de las máquinas de humo, que se usa para escenografías o en los boliches", explicó María Carolina Talio, doctora en bioquímica e investigadora del Instituto de Química de San Luis Inquisal-Conicet.

En su laboratorio en San Luis, Talio estudia el "costado inorgánico" del tabaquismo, y desde el 2014 se enfocó en el cigarrillo electrónico: "Hasta ahora, solo estudiamos las esencias. Recién ahora, de a poco, estamos recolectando muestras biológicas de vapeadores", reveló. Igualmente, se explayó sobre los químicos malignos hallados: "En las esencias de vapeo encontramos plomo, cadmio, níquel y antimonio. Son todos cancerígenos y se acumulan en el organismo. El cadmio es uno de los que más tarda en depurar el organismo: tiene un tiempo de vida media de 30 años y queda en el riñón. El plomo, por ejemplo, actúa al nivel del sistema nervioso, en el tejido graso o adiposo, y también a nivel cardíaco. Si bien tienen un blanco específico, en general afectan muchos órganos".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído