Heroína de 10 años salvó del fuego a sus tres hermanos

Se incendió la pieza de 5x5 en la que vivían y ella los sacó uno por uno.

Puro instinto, puro amor, puro reflejo de supervivencia. Una nena de sólo 10 años vivió un momento dramático y tomó una decisión acorde con una heroína. Porque un tremendo incendio se desató en la piecita con techo de palos y cañas en la que ella vive con varios hermanos y sus padres, y resolvió con la sabiduría y la templanza de un bombero. No les tuvo miedo -o tal vez sí pero supo enfrentarlo- a las llamas que quemaban todo y logró rescatar a tres de sus hermanitos menores, los que en ese momento estaban con ella, uno de tres años, otro de dos años y un bebé de apenitas cuatro meses, quienes algún día razonarán en cuánto le deben la vida a su hermanita mayor.

El hecho ocurrió en la localidad sanjuanina de Pocito y en el lugar, además de estos cuatro hermanos, viven otros cinco y los papás de todos ellos. Obviamente, la nena, Marilyn, se ganó la merecida felicitación de todo el barrio Madre Teresa de Calcuta, cuyos vecinos se sentían orgullosos y emocionados por la responsabilidad en que esta pequeña manejó la situación. Como si fuese una adulta. Nadie más estaba en casa que los cuatro hermanitos, con ella, la mayor, al cuidado de los otros tres. Su mamá, Andrea Aguirre, de 30 años, se había ido a llevar a los más grandes a la escuela; y su padre, Hugo Arancibia, de 35, se encontraba en la localidad cercana de Albardón, descargando harina en una empresa, una de las tantas changas que a menudo hace para sacar adelante la familia.

Te puede interesar...

Qué pasó

Todo marchaba bien hasta que en un momento Marilyn tuvo ganas de ir al baño, que no estaba en la piaza de 5x5 en la que vive, por lo que debió dejar a sus hermanos por unos instantes y dirigirse a la casa de sus abuelos, que está a unos pocos metros. El destino le jugó en contra y quiso que la hermanita de 3 años agarrara un encendedor, lo prendiera sobre un colchón y desatara un incendio que ya no tuvo vuelta atrás: en pocos segundos las llamas habían alcanzado un gran tamaño y los pequeños estaban atrapados en el interior de su hogar sin saber qué hacer. Fue en ese instante que su hermana mayor regresó y, sin dudarlo, entró a la carrera a la pieza y uno a uno fue poniendo a salvo a sus hermanitos. “Doy gracias que no se asustó, que no fue a avisarles a sus abuelos o a los vecinos, porque esa demora hubiese sido fatal”, contó la madre, todavía shockeada por lo ocurrido.

Ya con la certeza de que los niños estaban a salvo, los vecinos se abocaron a tratar de apagar las llamas, aunque ni siquiera tirando agua desde los techos pudieron evitar que el daño sea total y las pérdidas absolutas. Se quemaron todos los muebles, colchones, ropa, electrodomésticos y demás pertenencias que había en la vivienda. Incluso la familia perdió los remedios de uno de los niños, que padece neumonitis broncoaspirativa.

“No nos quedó nada, perdimos todo. Pero lo importante es que a nadie le pasó nada. No tengo palabras para agradecerle a Marilyn”, dijo Aguirre quien, lógicamente, puso en escala de importancia la vida de sus hijos.

LEÉ MÁS

Un policía de franco rescató a una familia atrapada entre las llamas

Seis niños y su madre murieron en un incendio en Viedma

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído