Iguacel anunció el fin del subsidio al shale gas

"El estímulo ya funcionó", dijo el ministro en su visita a Neuquén.

POR CAMILO CIRUZZI / Especial

Gran parte del crecimiento de la producción de shale gas de la formación Vaca Muerta se debió a una política de estímulos económicos contenidos dentro de la resolución 46 ideada por el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren. Esa medida, según anticipó el actual titular de la cartera, Javier Iguacel, será lo último en materia de subsidios estatales para la petroleras.

Iguacel estuvo dos días en la provincia de Neuquén para recorrer yacimientos de diferentes operadoras, como Loma Campana (YPF), Bajada del Palo (Vista Oil & Gas) y Aguada San Roque (Total, Wintershall, PAE e YPF).

Te puede interesar...

En ese contexto, el funcionario anticipó que la resolución 46, que para este año fijó para el gas un valor de 7,5 dólares por millón de BTU, para decrecer en 50 centavos de la moneda norteamericana por año hasta 2021, será lo último que haga el gobierno nacional en materia de precios subsidiados a las productoras. “Los contratos que están se van a respetar, lo que estaba ingresado se evaluará y de acá para adelante no vemos necesidad de seguir con esa política”, adelantó Iguacel.

El ministerio de Energía evaluará los ocho proyectos que tiene en carpeta. Pero el subsidio a la producción no convencional no continuará

Según el nuevo esquema político planteado por Energía, los proyectos que están en estado de observación son ocho: El Orejano (YPF), Río Neuquén (YPF), Aguada de la Arena (YPF), Octógono Fiscal-Al Norte de la Dorsal-Dadin (YPF), Centenario Centro (Pluspetrol), La Calera (Pluspetrol), Punta Senillosa (Tecpetrol) y Los Toldos I Sur (ExxonMobil).

Tras asegurar que la política del gobierno y de la provincia es respetar los contratos, Iguacel explicó: “No vemos la necesidad de seguir con esa política de estímulo porque el estímulo ya funcionó, ya dio resultados. Tenemos desarrollos masivos, nos sobra gas en verano y los costos de producción han bajado”. El subsidio fue una respuesta a las tensiones en la cuenca neuquina, con el precio del crudo derrumbándose y centenares de despidos en Neuquén. Con el nuevo precio, las empresas encontraron una nueva chance en el gas.

--> Empuje en medio de las tensiones

El inicio del subsidio. A principios de 2017, la norma nacional, acordada con Provincia, empresas y gremios, fijó un nuevo sendero de precios para el gas de Vaca Muerta.

Llega hasta el 2021. Estableció que las operadoras pudieran vender su gas a u$s 7,50 este año y decrecer hasta los 6 en el 2021, valores atrayentes para las inversiones.

Efectos de inmediato. De este modo, se pudo sortear una crisis en la cuenca neuquina. Las empresas encontraron la chance en el gas, en un contexto en el que el crudo había bajado. Las inversiones siguieron entrando.

Planes en espera. La resolución tuvo un doble mecanismo de aprobación: la Provincia y Nación. Hay desarrollos en carpeta que buscan acceder al beneficio. Iguacel dijo que se considerarán. Son ocho, pero no habrá para más.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído