Incendiados por raptores

Una multitud linchó a dos hombres acusados de secuestrar chicos.

México. Unas 150 personas llegaron hasta una comisaría de Acatlán de Osorio, en Puebla, México, rompieron las puertas y se llevaron a dos hombres que estaban detenidos allí, acusados de intentar secuestrar a dos menores. Uno tenía 53 años y el otro, 22. Los sacaron a la calle, los ataron y los prendieron fuego, entre los aplausos y vítores del pueblo que tomaba fotos y subía videos en vivo a Facebook.

Todo comenzó el miércoles, en San Vicente Boquerón (municipio de Acatlán) cuando los hombres fueron descubiertos por un grupo de personas al intentar supuestamente raptar a dos chicos, a los que habrían subido a una camioneta. Según relataron los medios locales, la Policía salvó a los hombres de ser linchados en ese momento y los trasladó a la comandancia del municipio de Acatlán. Pero el conflicto recién comenzaba. Alertado el pueblo, a través de campanadas, de que los dos hombres estaban en la comisaría, una turba de alrededor de un centenar y medio de personas ingresó por la fuerza a la cárcel para sacar a los hombres y tomar justicia por mano propia. La multitud los roció con una sustancia inflamable y los quemaron vivos entre los gritos de “el pueblo unido jamás será vencido”. También prendieron fuego la camioneta en la que habían sido encontrados.

Las víctimas fueron identificadas como Alberto Flores Morales, de 53 años, y Ricardo Flores Rodríguez, de 22. Por los hechos, fueron detenidos cinco agentes municipales, señalados de haber entregado a las personas. La Policía estatal informó que las autoridades locales no siguieron el procedimiento establecido para solicitar refuerzos y negociadores, no dieron aviso de lo que estaba sucediendo para así evitar el linchamiento, y que la situación quedó totalmente fuera de control, en un nuevo caso de justicia por mano propia, ante la desconfianza de la gente frente a la Justicia.

Increíblemente, los familiares de las víctimas dijeron que todo se trató de una confusión, que ambos hombres habían viajado a Acatlán a “hacer unos mandados”. La misma versión fue confirmada por la fiscalía del estado, que investiga el hecho, afirmando que las dos personas linchadas eran campesinos y se descarta que hubieran cometido un delito.

¿Falso? Los familiares de las víctimas dijeron que fue una confusión, que fueron por mandados.

Otro periodista fue asesinado

Javier Enrique Rodríguez Valladares, un camarógrafo y reportero -especializado en entrevistas en la sección política- del Canal 10 de noticias del balneario mexicano de Cancún, fue asesinado y sospechan que pudo haber sido obra del sector narco. Medios de Cancún señalan que el comunicador habría sido asesinado cuando se encontraba acompañado de otro hombre, al parecer un artesano, en una de las principales avenidas de la zona urbana del destino turístico. Las autoridades del estado de Quintana Roo no emitieron información sobre el crimen, aunque se sospecha que el sector narco tuvo incidencia en el hecho. Con el asesinato de Rodríguez Valladares suman tres comunicadores asesinados en dos meses en Quintana Roo, un estado donde no se habían reportado mayores ataques contra la prensa en los últimos años. En 2017 fueron asesinados 11 comunicadores, este año ya van ocho y desde 2000 suman más de 100.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído