Juegos de la Juventud: la insólita definición de ping pong

Ambos protagonista de la final se hicieron puntos en contra para no deshorar un axioma del deporte.

El chino Chuqin Wang y el japonés Tomokazu Harimoto disputaban el tercer set de la final masculina de tenis de mesa, cuando protagonizaron uno de los momentos más insólitos de los Juegos Olímpicos de las Juventud, Buenos Aires 2018.

En este deporte no está bien visto ganar un set 11 a 0. Como el representante se imponía por 10 a 0, decidió dejar su saque en la red para que su adversario sume un punto. En la jugada siguiente, el japonés devolvió la gentileza y el parcial culminó 11 a 1.

Finalmente, Wang se impuso por 4 a 1 y se llevó la medalla de oro.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído