La alegría del campeón invadió cada Rincón de LM

Tras lograr un nuevo título, el León encontró las puertas del diario abiertas de par en par para extender la imperdible celebración.

Mauricio Reina
@reinam.com.ar

Neuquén
El viernes fue una verdadera fiesta para todo el pueblo de Rincón de los Sauces. El equipo del norte provincial llegó a la capital neuquina con el objetivo de sumarle una nueva estrella a su corta pero gloriosa historia y se volvió con un nuevo campeonato y toda la felicidad. Tras imponerse a Maronese en cancha de Independiente en el partido definitivo de Lifune, el plantel del León siguió de fiesta en la redacción del diario, donde jugadores, cuerpo técnico y dirigentes brindaron por su quinto título en el ámbito local.

Sólo una hora y media después de que el árbitro indicara el final del partido en La Chacra, el micro del Depo se trasladó al edificio de LM Neuquén, donde había un agasajo preparado para el eventual campeón.

Jugadores, cuerpo técnico y dirigentes brindaron en nuestra casa.

Allí, la delegación completa posó para la foto cortando la calle Fotheringham al 455 y luego ingresó a la redacción principal entonando los clásicos cantos de campeón y desatando un verdadero carnaval.

Con la victoria, el León se convirtió en el primer tetracampeón en la historia de Lifune y la celebración no podía ser menor.

4 títulos consecutivos obtuvo Rincón y se convirtió en el primer equipo en lograrlo.

Acompañados por Ricardo Dewey y Marcelo Rucci, máximos responsables de la institución, además del entrenador de la Liga Mauro Capello y también el del torneo Federal Hugo González, los jugadores irrumpieron a puro cántico en la redacción interrumpiendo sólo por un momento la labor de los periodistas, que no dudaron en felicitar a los héroes locales.

Mientras el champagne llenaba la Copa del torneo y pasaba de mano en mano entre los vanagloriados deportistas, los fotógrafos registraron todo lo acontecido para la posteridad. Un par de hits de cancha pegadizos, más brindis, aplausos y una ruidosa y jovial visita que el personal de LMN jamás olvidará.

Sin duda, una modalidad que puede convertirse en un clásico con cada campeonato. Felicitaciones al Deportivo Rincón y que vengan muchos más.

Fotogalería
La intimidad de los festejos

La delegación rinconense se divirtió en la redacción. Los referentes del club, el presidente Ricardo Dewey y hasta el intendente de la ciudad, Marcelo Rucci, cantaron y brindaron por el campeonato.

Por más felicidad en el Federal B

Neuquén
El Depo buscará extender su buen momento al plano Federal cuando esta tarde, desde las 16, reciba a Independiente de Río Colorado en su cancha, con el arbitraje del pampeano Paolo Macchi.

Si bien todavía no hay equipo confirmado, seguramente muchos de los que estuvieron en cancha de Independiente el viernes repetirán esta tarde.

El equipo de Hugo González marcha tercero en la zona B patagónica y buscará una victoria para seguir prendido en los puestos de clasificación.

Su rival llega de vencer a Alianza como local y tiene ocho unidades, al igual que el León.

Por su parte, el Gallo también verá acción como local esta tarde en la séptima fecha. Recibirá a Germinal de Rawson a las 16 en el Coloso, con el arbitraje del rionegrino Pablo Leguizamo.

Alianza buscará una nueva victoria como local que lo saque del último puesto de la tabla. Los de Marcelo Chiacchiarini no logran una victoria desde la tercera jornada, cuando se impusieron por la mínima a 25 de Mayo en Cutral Co.

OPINIÓN
¡Gracias por venir, León! ¡Gracias, Maro!

Fabricio Abatte
Editor de Deportes

La halagadora visita del campeón apenas consumado el título fue un mimo, una caricia para la sección Deportes de LM Neuquén, que siempre acompaña al fútbol de la región. Pero el agradecimiento por el gesto no sólo se reduce a los flamantes dueños de Lifune, que derrocharon alegría en su ruidoso e inolvidable paso por nuestra redacción.

La gente de Maronese también se había comprometido a extender el festejo en el diario si la moneda caía del lado del Dino y obtenían un histórico título.

No pudo ser, pero vale tanto como si hubiesen estado en Fotheringham 445. Nunca se sabe, quizás el año próximo les toque. Gracias por venir, Rincón. Gracias también, Maro. ¡Que se repita!.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído