La clavó en el ángulo

Lautaro Acosta, el goleador de Lanús, conquistó a una de las morenas más deseadas del país: Kate Rodríguez.

Un verdadero campeón. Así se lo puede definir a Lautaro “Laucha” Acosta, el flamante goleador de Lanús que se ganó el corazón de la panameña Kate Rodríguez. Luego de coronarse campeón de AFA con el club granate, el delantero le apuntó a la ex bailarina de Showmatch y ya cumplieron dos meses de relación.

A los bifes “Usted me parece un chico muy lindo”, le dijo la morena al Laucha en el primer cruce .

En más de una entrevista la morena, que actualmente sobresale con su figura en Polémica en el bar (Telefe) y Tocala (TyC Sports), expresaba su deseo de encontrar un hombre: “Necesito que sea bien hombre, muy seguro y con mucho huevo. Que tenga ganas de estar con una mujer con personalidad fuerte como yo y que no se ‘achicopale’ al lado mío. Me es indiferente la edad y el físico, me importa que tenga actitud, que me deje admirarlo. Si no, no hay posibilidad de que pase nada”. El tiempo pasó y ahora Kate tiene a su macho argentino.

Tirando paredes
Los primeros cruces entre la modelo y el futbolista se dieron en marzo en una entrevista en Tocala, que conduce Matín Souto. Luego de que el conductor le hiciera alguna pregunta al ex Boca Juniors, le dio paso a Kate, quien estaba con muchas ganas de hacerle preguntas a Lautaro. “Usted me parece un chico muy lindo”, le dijo sin dudarlo. “Soltero”, le aclaró Acosta, provocando el “¡eeeeeeh!” de todos en el estudio. “Deme una vueltita, por favor”, siguió la panameña. Luego le preguntó por la altura (“1,70 rasguñando”) y el número de calzado (“No sé si querrás saber por la ley, pero 39-40”). Y quedó en ir a visitarlo al sur. La excusa: unas clases de bachata: “Si usted no sabe, no importa. Yo le enseño”, le avisó la morocha.

Al frente “Necesito un hombre con mucho huevo. Que tenga ganas de estar con una mujer fuerte como yo”.

Tiempo más tarde, la propia Negra fue hasta la cancha de Lanús para entrevistar a su futuro amor y los palitos siguieron. Como la buena onda fluyó, ambos tuvieron tiempo para ir a bailar a Kika, en Palermo Hollywood, y otra noche fueron vistos en Brujas, un bar de Plaza Serrano, donde hubo mimos, besos y sonrisas para confirmar el romance menos esperado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído