La defensa del cabo afirma que la bala rebotó y mató

Elio García, abogado del acusado de asesinar a un joven en Zapala, asegura que fue accidental.

Guillermo Elía - guillermoelia@lmneuquen.com.ar

Un tiro al suelo y una bala que rebota y mata a un presunto ladrón, esa es la teoría del abogado del policía Pablo Pallero que la madrugada del viernes 30 de agosto mató con su arma a un joven en Zapala porque supuestamente le había robado el estéreo de su auto. El cabo Pallero está acusado de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y cumple un mes de prisión preventiva por riesgo de entorpecimiento.

Te puede interesar...

El letrado Elio García entra en la redacción del diario con el informe de autopsia de la víctima, Facundo Guiñez, en la mano. Es una fotocopia con imágenes tan oscuras que solo permiten adivinar que hay un cadáver. El texto redactado por los forenses es lo único claro. Con un resaltador, destaca unos párrafos sobre la lesión que sufrió Guiñez.

García describe la escena del hecho. “El policía lo ve robando, sale en calzoncillos a la calle y dispara contra el asfalto cuando va huyendo. La bala rebotó y lo hirió”, afirmó el defensor.

El proyectil, según la autopsia, ingresó por debajo del omóplato derecho a la altura de la novena costilla, dejando un orificio inferior al centímetro de diámetro, y salió en la región derecha del esternón, al nivel del segundo arco costal.

“Fue accidental”, sentenció Elio García, quien afirmó que se trató de un exceso en la legítima defensa y que esperan que la causa llegue a un juicio por jurados.

Una vez que García aclara el punto de vista de su cliente, LMN avanza sobre los hechos. Así, se le consultó por qué Pallero no asistió a Guiñez si lo vio herido y desangrándose. También, por qué se fue a dormir dejando al joven agonizando y al día siguiente se presentó a trabajar en la Comisaría 22 sin informar lo ocurrido.

García nos miró fijo y el silencio ganó la sala. No hubo respuestas y las preguntas quedaron abiertas, pero el silencio comunica.

Vale aclarar que más allá de cómo se produjo la lesión, el accionar posterior del policía podría haberle salvado la vida al joven que agonizó casi cinco horas hasta que fue encontrado sin vida en medio de una calle en el barrio Epu Hueney de Zapala. Las elecciones de Pallero no fueron las de esperar para un cabo de la Policía neuquina.

En la actualidad, se aguardan pericias clave, como si el ADN de la sangre encontrada en una zapatilla, en la casa del cabo, pertenece a Guiñez. Esto daría a entender que se acercó al joven y al verlo malherido se fue, dejándolo morir.

30 días de prisión preventiva le impusieron.

Si bien tras la formulación de cargos realizada el 31 de agosto Pallero quedó con cuatro meses de prisión preventiva, tres días después un tribunal revisor la redujo a un mes.

LEÉ MÁS

San Martín: efectivos de la PSA fueron demorados por manejar borrachos

Un borracho embistió a un auto, se dio a la fuga y volvió a chocar a otro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído