"La educación física es la educación del futuro"

Especialista en motricidad advirtió sobre los riesgos del sedentarismo.

Neuquén.-“La educación física es la educación del futuro porque el sedentarismo está fagocitando a los chicos”, aseguró el kinesiólogo Emilio Massabeu, con amplia trayectoria en el campo de la Educación Física y especialista en motricidad. Massabeu tomó ese término que se usa en la biología para señalar el fenómeno por medio del cual una célula fagocita o asimila a otra para consumirla o destruirla.

Massabeu fue uno de los disertantes del Congreso de la Accesibilidad de la Actividad Física y el Deporte como Medio de Inclusión y Promoción Social en el ámbito juvenil que se realizó en el Espacio Duam de esta ciudad.

“Hay licenciaturas, doctorados, maestrías, y las clases siguen en un nivel bajo. La actividad física está llegando a todos los niveles de prevención de las patologías. Es que el mundo se está quedando quieto, porque hace cien años que nos están ganando las enfermedades hipocinéticas, que son las enfermedades del no moverse”, remarcó.

Sostuvo que las horas semanales de Educación Física en las escuelas no alcanzan. “Los alemanes dicen que los chicos tienen que tener de 40 a 45 minutos de actividad física diaria. Al chico le ganan mucho la pantalla, la televisión, la computadora, la tablet”, enfatizó.

Por eso destacó la importancia de la actividad física y del trabajo muscular en la infancia para generar hábitos que queden para toda la vida. En este sentido tuvo una postura crítica hacia muchos de sus colegas docentes: “Tienen que ponerse las pilas y trabajar más los educadores”, apuntó.

Precisó que en la Argentina hay más de 160 institutos “que no han sido cambiados en los últimos tiempos”. “La práctica de la actividad física no está en el nivel de la ciencia que hay en todo el mundo. Hay un cúmulo de un marco teórico pero las prácticas siguen siendo de la década del 70”, explicó.

Expresó su preocupación por “la poca actitud de trabajo que tiene la gente de la educación. Sufro y lo padezco. Hay una desidia muy grande. La actitud de un profesor parado dando clases, uno se da cuenta cómo está trabajando”.

“El mundo se está quedando quieto, porque hace cien años que nos están ganando las enfermedades hipocinéticas, que son las enfermedades del no moverse”.“Los alemanes dicen que los chicos tienen que tener de 40 a 45 minutos de actividad física diaria. Al chico le gana mucho la pantalla, la televisión, la computadora, la tablet”.“Sufro y padezco la poca actitud de trabajo que tiene la gente de la educación. La actitud de un profesor parado dando clases, uno se da cuenta cómo está trabajando”.Emilio Massabeu. Profesor de Educación Física, licenciado en Kinesiología y especialista en motricidad

Derribando mitos

El especialista desmitificó algunas viejas creencias como, por ejemplo, la que dice que la natación “es el deporte más completo, pero es el que más deformación postural tiene”.

“Como el primer Tarzán de Hollywood, Johnny Weissmuller, era asmático, se pensaba que curaba el asma pero tampoco es así porque el cloro produce rinitis crónica. La natación altera la postura. El agua es buena cuando la persona flota por eso en Buenos Aires ganaron espacio los flotarios. Pero en la pileta de natación cuando uno se mueve con una desviación, el agua sigue favoreciendo esa desviación”, explicó.

Recomendó a los adultos la movilidad articular, que es la “higiene” de las articulaciones. “Activa la sinovial, la capacidad respiratoria, porque si no hay aire no hay nada, y después la fuerza, porque una buena fuerza muscular resuelve la pérdida de masa muscular por envejecimiento”.

Massabeu fue crítico de la cantidad de horas semanales de Educación Física que se da en las escuelas. “No alcanzan”, precisó el especialista.

Criticó a adultos que hacen actividades físicas extremas

“El deporte que se agenda es adicto”, sostuvo el licenciado en kinesiología Emilio Massabeu durante su disertación en el Congreso de la Accesibilidad de la Actividad Física y el Deporte que se realizó en esta ciudad.

El especialista en psicomotricidad y uno de los grandes conocedores de la motricidad infantil se mostró crítico de las actividades físicas extremas que realizan las personas adultas.

“La competencia responde a un deseo de querer ganar. Yo pregono la práctica de movimiento por el placer de moverse porque se liberan endorfinas. El que se juega de a ratitos, ese es deporte recreativo”, señaló Massabeu.

Precisó que las personas que “corren cuatro o cinco maratones anuales y toman energizantes (como Red Bull) para mantenerse despiertos, eso no tiene nada que ver con el deporte saludable”.

Aclaró que los deportes saludables “son de baja y mediana intensidad. Cualquier otra cosa afecta el sistema inmune”.

Y aconsejó: “Si el hombre hoy está estresado por trabajar, por la actividad social, por la familia y encima corre una carrera de 42 kilómetros, que vaya al psiquiatra”.

“Habría que hacer jugar a los chicos sin los padres”

Emilio Massabeu también se refirió a la exigencia que ejercen los padres sobre sus hijos en competencia. “No todos los chicos tienen la suerte de ser huérfanos”, sostuvo con ironía el especialista.

“Cuando el deporte infantil se juega con los padres se despelota la vistosidad del juego. El que quiera crear una escuela de deportes para chicos primero que haga una para los padres, para hacerles ver que lo importante no es ganar”, explicó el kinesiólogo.

Por su experiencia, Massabeu comentó: “Había chicos que los domingos hacían la fiebre del estrés, no los lunes cuando iban a la escuela, que es algo común por alguna prueba, algún examen, sino porque eran los capitanes del equipo y, como no querían tener esa presión, afiebraban”.

Por último, sostuvo: “Habría que hacer jugar a los chicos sin la presencia de sus padres porque son imbancables”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído