El clima en Neuquén

icon
Temp
58% Hum
La Mañana Zapala

La emotiva historia del "almanaquero" de Zapala que le ganó al COVID y ahora, al cáncer

Omar Flores habló de los difíciles momentos que pasó luego de que el coronavirus disparara su lucha oncológica.

A veces las malas vienen todas de una o una detrás de la otra. Como una cachetada que de un momento lo cambia todo y nos pone a prueba. A nosotros, a quienes nos rodean y también al universo o "al de arriba", como suelen decir muchos. Esas adversidades que también sacan lo peor y lo mejor de cada cual, también nos ponen cara a cara con los miedos, los escenarios más indeseados y también con el amor: el que sentimos, por el cual luchamos, el de quienes nos cobijan, nos acompañan y nos sostienen de la mano para que no nos demos por vencidos.

Un cimbronazo así fue el que comenzó a transitar Omar Flores, cuando de pronto -en noviembre del 2020- el COVID tocó a su puerta para dejarlo con un cansancio extenuante, teniendo que cuidar a Mirta Tapia, su compañera de toda la vida, con un cuadro más agravado que la dejó por más de cinco días en cama; aunque -afortunadamente- sin llegar a una internación.

Te puede interesar...

"Lo mío era fatiga con dolor de espalda. A ella le agarró mucho más fuerte. Había que bañarla, le subía mucho la temperatura, no quería comer. Yo le daba caldo, jengibre, hasta que de a poquito se pudo levantar y salió". resumió el hombre de 68 años, conocido como el "almanaquero" de Zapala y -en otros puntos de la provincia de Neuquén- por su trabajo como vendedor viajante.

OMAR Y SU ESPOSA MIRTA (4).JPG

"Luego ella me ha ayudado muchísimo a mi, sin ella...no sé qué hubiera pasado", acotó con un nudo en la garganta, antes de continuar su historia.

Con diagnóstico tardío, en pandemia y sin dejar de trabajar

Pasado el COVID, la fatiga continuó, por eso en marzo del 2021 su médico de cabecera lo mandó a hacer una tomografía computada para comprobar si el virus le había dejado alguna secuela. "Cáncer", escuchó antes de quedar aturdido, procesando "esa horrible palabra" que, cuando impacta en primera persona, arrasa con todo sin anestesia.

"Yo tenía problemas con la próstata, pero estaba medicado. La tomografía mostró que el cáncer se había activado, tenía 400 según el PSA (prueba de antígeno prostático específico). Después de una mala experiencia con un urólogo de Zapala, hice una consulta en la Fundación Médica de Cipolletti y me derivaron al COI (Centro Oncológico Integral de Leben Salud) en la ruta 7, camino a Centenario", recordó Omar con un hilo de voz débil, a días de "celebrar" su última sesión de quimioterapia, que -como las anteriores- lo dejó "volteado" unas cuantas jornadas.

omar flores (1).jpg

"Ahí me atendió el doctor Luciano Piazzoni, un oncólogo muy bueno, que cuando me vio me dijo: 'Omar, ¿por qué te dejaste estar tanto? ¿Quién es tu urólogo? Esto está mal, está ramificándose. Vamos a tener que subirnos a un fórmula uno, hacer las cosas la pie de la letra y no darle de comer a tu cabeza, porque si no, te vas a sentar a llorar... Esto va a pasar'", relató Omar, citando las palabras del especialista, sin poder evitar las lágrimas.

Consultado sobre el urólogo que lo venía tratando en Zapala, Omar evitó dar el nombre, aunque sí remarcó que pasó por alto un periodo ventana en el que podría haber ganado tiempo para que no avanzara la enfermedad. "Él veía que el PSA subía, pero no me decía que haga algo porque iba a terminar mal. Me lo dijo recién cuando vio que estaba todo feo", señaló.

Comenzar a batallar no fue fácil. Los trámites y la espera de aprobación de su tratamiento por parte de Pami le llevó un mes interminable, cargado de angustia, miedos e incertidumbre.

OMAR FLORES (5).JPG

Antes, pasó por una biopsia y una centellografía acompañado de su sobrino que lo llevó desde Zapala a Neuquén. El proceso de quimioterapia también requirió de viajes acompañado por distintos familiares. Una sesión de cuatro horas y volver, o quedarse en lo de una hermana en Cipolletti para recuperarse mejor. Todo en pandemia, lo que implicó que muchas veces que esa posibilidad no existiera para no exponerse y cuidar a otros en las olas de contagios. "Por ahí volvíamos en el día o nos quedábamos en una casa otro familiar en Plottier, y así seguimos", comentó.

Todo en pandemia y él aún sosteniendo su trabajo. "Dentro de todo lo malo agradezco a Dios que después de esos tres o cuatro días uno está de pie devuelta trabajando. Yo sigo levantando pedidos de mis clientes de Junín, San Martin de los Andes, Santo Tomás, Las Lajas, Loncopué, Caviahue, Piedra del Águila... Estar en actividad es una forma de estar bien y no pensar en esto", postuló.

Con el aliento de la remisión

Recostado, aún con los efectos de lo que fue su última quimio, Omar festeja el momento y emocionado comienza a ver el amanecer de una nueva etapa.

"Mi PSA estaba 400 (nanogramos por mililitro) cuando se había ramificado mi cáncer de próstata. Hoy está en 1,58, con seis periodo de quimio cada 28 días", contó Omar. Las números hablan por si solos.

"Ahora arranco una nueva etapa con una medicación que no es quimio, sino vitaminas y fortificantes óseos. Tardan media o una hora en pasármelos, no cuatro horas como la quimio que además me me dejaba tres o cuatro días en cama", agregó conmovido.

MIRTA Y SU OSO CARIÑO (1).jpg
Omar y Mirrta con el oso gigante que le regaló él para motivarla cuando ella estuvo enferma de COVID.

Omar y Mirrta con el oso gigante que le regaló él para motivarla cuando ella estuvo enferma de COVID.

"Una parte es Dios que mete la mano para ayudar, otra el apoyo de la familia, mis hijos, los nietos, los amigos que han apoyado...y mi esposa, una gran compañera, una gran mujer. En tres meses vamos a cumplir 50 años de casados. Casi nos criamos juntos, 18 años teníamos cuando nos conocimos, es toda una vida", dijo con la voz quebrada sin poder continuar.

"Gracias también a los profesionales del COI también. Yo estoy muy agradecido al doctor Piazzoni, a mi médico de cabecera Matías Pérez, la coordinadora, la jefa de sala donde me hacía la quimio, Susana Meriño, a todos. Muy buena atención. A uno que viene de otro lugar lo atienden enseguida para que no esté esperando tanto tiempo. Ellos sabían que yo venía de Zapala. Tenía turno a las 8 y a las 8:05 ya estaba dentro de la sala", dijo con gratitud, al retomar aliento tras una pausa con lágrimas.

"Quiero agradecer a todos los que me conocen y han apoyado. Son muchos, yo soy el almanaquero de Zapala desde hace 32 años, así que tengo muchos conocidos en toda la provincia de Neuquén y parte de Río Negro. Yo les vendo a los comercios y los hago personalizado. El último que hice es sobre él cáncer, se lo di a mi médico, a mis amigos y a la familia", expresó.

OMAR Y SUS ALMANAQUES (4) (1).JPG
Omar y el almanaque que hizo para celebrar su mejoría.

Omar y el almanaque que hizo para celebrar su mejoría.

"A veces nos quejamos de llenos. Tenemos un plato de comida todos los días, hay gente que no tiene para comprarle a sus hijos...Uno tiene que estar agradecido a Dios de estas cosas", señaló, antes de reconocer lo importante y difícil que es mantenerse con ánimo y aquietar los pensamientos.

"Por ahí estás malhumorado, pero no es que esté enojado, sino porque no me siento bien. Solo uno sabe lo que tiene en su cuerpo. A veces eran las dos de la mañana y me quedaba quietito tratando de mantener la mente en blanco porque si me ponía a pensar, no me dormía", manifestó.

Para complementar y apuntalar su recuperación los médicos le recomendaron caminar, tomar mucha agua, tener una alimentación saludable "y tratar de pasarla bien", sin "pensar en esas cosas porque ya está, es una etapa superada".

Por eso, Omar y Mirta ya están planificando "una semanita" para disfrutar en Puerto Madryn, aprovechando la invitación de un sobrino, mientras siguen juntando ganas de viajar a Corrientes para conocer donde vive uno de sus hijos. "Sé fue hace 16 años y no pudimos ir", señaló. Seguramente este año se de ese ansiado viaje.

OMAR_MIRTA Y SU HIJO ALEJANDRO.JPG
Omar, Mirtha y su hijo Alejandro.

Omar, Mirtha y su hijo Alejandro.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario