"La encerraba con llave, la desvestía y la violaba"

Aún sin salir del asombro, la mamá de la joven con síndrome de Down sometida por su vecino a abusos sexuales contó la pesadilla que vive su familia.

Neuquén.- "No puedo creer lo que le hizo este tipo. Ahora empiezo a entender por qué le regalaba tanta ropa". Atónita y aún sin superar el estado de shock, María se refirió a las reiteradas violaciones que sufrió su hija, de 24 años y con síndrome de Down. La joven está embarazada de tres meses y los vecinos de Cordón Colón intentaron linchar al violador, un hombre de 70 años que vivía enfrente.

María atendió a LM Neuquén y confió que sospechó que a su hija le pasaba algo porque la veía "más panzona", pero que nunca se le cruzó por la cabeza que su vecino abusaba de ella.

Todo fue muy rápido para la madre de la joven. La llevó al médico por un chequeo y le dieron la impactante noticia del embarazo. "Me quedé sin palabras", aseguró, y luego relató el tremendo diálogo con su hija: "Le pregunté '¿qué pasó?', y ella contestó 'fue el vecino, mamá'".

"Lo único que no sé es en qué momento abusó de ella, porque yo estoy todo el día cuidando a mi hija", contó sin poder salir de su asombro.

La sospecha que tiene la familia es que la llamaba de noche y aprovechaba para que nadie los viera. "Ella me dijo que él le hacía señas desde una de las ventanas de su casa para que fuera. También me contó que la encerraba en la pieza con llave, la desvestía y la violaba", relató María, y agregó: "Después le decía que no dijera nada porque si no iba a matarme a mí y a toda nuestra familia".

El rostro de la madre denota que durmió pocas horas. Todo le pasa por la cabeza una y mil veces y además, tiene que atender a su hija, que se levantó varias veces durante la noche. "Tiene muchos dolores y sigue descompuesta. Ella tiene muchos problemas de crecimiento, está medicada, y nosotros creemos que va a tener que interrumpir el embarazo", explicó.

La familia espera hacerle una ecografía a la joven para determinar las semanas de gestación. También se avanzaría sobre el análisis de ADN, que será clave para saber si el abusador es el padre del bebé. El acusado se encuentra en prisión domiciliaria.

Hubo saqueos y la prendieron fuego

La casa del acusado fue incendiada por los vecinos de Cordón Colón para que no vuelva, y una de sus hijas ya se encargó de venderla. La furia se despertó entrada la noche del viernes, cuando sin dudarlo prendieron fuego la vivienda. Antes de hacerlo, una vecina contó que se robaron las cosas que le quedaban. "Le llevaron el lavarropas, la heladera, los placares, los zapatos que le habían dejado para arreglar y su ropa. Vinieron en fletes para llevarse las cosas y por eso creemos que lo tenían planificado", explicó una mujer, quien prefirió no dar su identidad por miedo. La vivienda fue vendida y el comprador pagó entre 10 mil y 20 mil pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído