La enfermera murió estrangulada según la autopsia

En principio se pensó que era por los golpes con un hacha. Se intenta determinar si la víctima estaba por cobrar una indemnización.

La enfermera Marcela Coronel, hallada muerta el lunes último en su casa de la localidad bonaerense de Longchamps, murió ahorcada y no por los golpes que presentaba en la cabeza, de acuerdo con los resultados de la autopsia conocidos hoy.

En tanto, trascendió en forma extraoficial que se abrió una nueva línea de investigación ya que se intenta determinar si la víctima estaba a punto de cobrar una importante suma de dinero -se habla de una indemnización de 15 mil dólares- lo que podría haber sido el detonante del asesinato.

La primera hipótesis indicaba que la mujer de 33 años había sido asesinada con un objeto contundente, que podría haber sido un hacha pequeña, por los cortes que presentaba a simple vista en la cabeza.

Sin embargo, la necropsia concluyó que la enfermera habría sobrevivido a los impactos y que luego fue ahorcada, probablemente con un lazo, para finalmente su cadáver ser envuelto en una frazada y depositado en un galpón.

En tanto, se espera que se pueda establecer el horario exacto de la muerte de la mujer, el cual no había sido establecido en primera instancia porque la frazada conservó el calor del cuerpo.

En las últimas horas se encontraron pantalones de jean, un buzo, una campera de hombre y un guante de látex, con rastros de sangre, en el interior de una bolsa de supermercado.

El cuerpo de Coronel fue hallado el lunes último en el galpón de su casa situada en Roberto Arlt al 3.500, de Longchamps, pocas horas después que encontraran a su hija de un año y medio deambulando sola en una plaza de la vecina localidad de Burzaco.

Las miradas se posaron enseguida en el esposo de la víctima, Gabriel Guevara, de 24 años, quien aseguró que estaba en su trabajo como empleado de seguridad en el momento del hecho.

En declaraciones a la prensa el joven vinculó el caso con un asalto "al voleo", del tipo "entradera", o con una posible venganza "narco" por un altercado que tuvo en su trabajo.

No obstante, el hecho de que la casa tenía la puerta cerrada por dentro, que no hayan sido forzado los accesos y otros indicios lo apuntarían, aunque por el momento no había sido vinculado formalmente con el crimen.

LEÉ MÁS

Femicidio de la enfermera: la mataron con un hacha

Aún no hay pistas sobre quién mató a la enfermera

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído