Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número impar (1, 3, 5, 7, 9)

LMNeuquen Buenos Aires

La interna de la UTA desató hechos de extrema violencia en Buenos Aires

Un grupo de choferes, que se presentaba como opositor a la actual gestión sindical a nivel nacional, intentó tomar la sede central. Hay al menos ocho heridos de distinta consideración y numerosos destrozos.

La sede central de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), en el barrio porteño de Balvanera, fue escenario de hechos dantescos este lunes por la tarde. Un grupo de choferes, que se presentaba como opositor al líder del sindicato, Roberto Fernández, intentó tomar el edificio y se desató una ola de violencia inusitada.

Personal médico del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) sostuvo que al menos ocho personas fueron atendidas. Un caso de un herido de bala fue el más preocupante. Según los primeros trascendidos, no hay personas en grave estado.

Te puede interesar...

Mientras la violencia copaba el centro porteño, Fernández salió al aire en radio La Red y declaró estar atrincherado en la terraza y que temía por su vida. Minutos después, representantes de los opositores recorrieron el establecimiento y no dieron con él.

El propio Fernández admitió que convocó a las fuerzas policiales para que ingresen al edificio, y que debió refugiarse en los techos de la sede nacional de Moreno al 3800.

Mariano Martín on Twitter

Walter Fernández, uno de los manifestantes que tomó la palabra con la prensa presente en el lugar, sostuvo: "Siempre nos cerraron las puertas. El sindicato estaba tomado por ellos. No quedó otro remedio que estar con los trabajadores. Vinimos a presentarnos en el gremio y pedir que nos abran las puertas y fuimos agredidos. Prendieron los matafuegos y empezaron a tirar tiros. Ya estuvimos revisando con la policía y no hay nadie".

El chofer hizo referencia a la cercanía que manifestó siempre el titular del gremio con la gestión de Mauricio Macri, cuestión que desde el punto de vista de los insurrectos provocó un empeoramiento de las condicionales laborales del sector.

"Nos tiraban de arriba y abajo mientras nosotros estábamos manifestándonos. Los sindicatos son de los trabajadores. A mí me apuntaron con una escopeta de doble caño. Venimos a recuperar nuestra casa, nada más. El paro va a seguir hasta que Fernández deje el sindicato", concluyó el chofer.

Embed

La ciudad de Buenos Aires y el conurbano se vio afectada en las últimas horas por una medida de fuerza que dejó sin servicio a algunas líneas de colectivos.

Miguel Bustinduy, ex dirigente de la UTA, explicó que "el paro de 50 líneas de colectivos continuaba esta tarde por mejoras salariales y el rechazo a dos despidos de un trabajador de la compañía que tiene fueros gremiales", y señaló que "se impone de manera urgente una recomposición de los haberes porque ya no alcanzan para comer".

Las dos posturas de los sindicalistas parecen irreconciliables y habrá que ver si desde el Ministerio de Trabajo de la Nación toman alguna medida para paliar la situación.

LEÉ MÁS

El Gobierno nacional bajó un 8% el precio de los medicamentos

El dólar oficial casi no se movió y el blue se disparó a $72

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario