La misión imposible de Messi

Luciano Carrera. Editor de cierre

Difícil la tarea de Messi. El mundo se rinde a sus pies, pero aquí nos empecinamos en compararlo con Maradona, un genio, un mito, un jugador que nos dio las últimas alegrías mundialistas, que escribió su leyenda en un cruce histórico ante Inglaterra, dejando afuera a Brasil y a Italia bien de visitantes. Nadie le regaló nada al Diego. Le pusieron enfrente a los ingleses cuatro años después de la guerra de Malvinas y frotó la lámpara dos veces. Fueron dos estocadas en el corazón pirata y dos imágenes inmortales para millones de argentinos. Lio, en cambio, no tuvo esa suerte. Ni la de recibir duelos bendecidos ni la de pasar a seis rivales en un mano a mano mundialista. Igual, y todavía con chances de cumplir con su destino y emular al D10S del fútbol, Messi nació para ser disfrutado. Con este Barcelona con el que hace historia y reinventa el fútbol cada año, o con la celeste y blanca, que se pone con orgullo pese a las broncas de muchos, para tratar de levantar una copa y ser profeta en su tierra. No será poco. Aunque lo del Diego esté en otro plano, celestial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído