La réferi neuquina récord: a los 23 años ya dirigió en Reserva y es cajera en un comercio

Luján Arregui visitó la redacción de LM Neuquén y contó sus sensaciones y sus sueños. ¿Cómo la trataron, cuántas tarjetas sacó? De su pasión por River al mensaje a las mujeres. Y su hermano arquero del Independiente local.

Por Fabricio Abatte - deportes@lmneuquen.com.ar

¿Te animás a hacer las fotos vestida de jueza en el medio de la redacción que está llena de gente? “Dale, ningún problema. Mejor. Vamos para allá”. Luján Arregui tiene buen porte y en especial mucha personalidad. Esa que mostró el domingo al convertirse en la primera mujer en arbitrar un partido de Reserva de Lifune y que ahora confirma en su visita a LM Neuquén. Sonríe para las fotos, simula sacar tarjetas amarillas y rojas, no titubea tampoco ante la cámara de la web…

Te puede interesar...

De 23 años, radicada en Senillosa, esta “fana de River” controló las acciones de Eucalipto 6-Los Canales 2 y admite que “fue un sueño”. “Lo estaba esperando. Venía preparándome para eso, actuando en las formativas. Pensé que se daría para más adelante, fue una linda experiencia”, cuenta acompañada por Carlos Escobar, el titular de APAF que horas antes emitió un comunicado felicitándola.

En un deporte históricamente machista y en un rol particularmente complejo como el del arbitraje, ella se abre camino en silencio, aprovechando también el boom del fútbol femenino que persigue la igualdad.

arbitro.jpg

En ese sentido, destaca el trato recibido durante el encuentro y la buena predisposición de todos. “No me puedo quejar. Nuestro director lo habló en la previa con los clubes, me trataron muy bien, siempre con respeto. Como yo me planté segura también influyó. Me protestaban pero en buenos términos, me preguntaban ¿qué cobraste? y yo le contestaba según el reglamento”, revela los diálogos naturales y el ida y vuelta con los futbolistas.

El buen comportamiento se refleja en las escasas tarjetas que sacó. “Dos amarillas, una por juego brusco y la otra por protestas reiteradas”.

Consultada por qué se inclinó por la profesión a pesar de todas las adversidades, explica: “Era más fuerte mi pasión. Jugaba desde chica y no pude seguir por lesión. Quería ver el fútbol desde otro lado. Yo sabía adonde iba a entrar, donde me estaba metiendo… Quiero llegar a la Primera y hacer el curso nacional”, confiesa sus objetivos.

Embed

¿Y si le toca arbitrar a su hermano?

Luján tiene un hermano conocido en el ambiente del fútbol regional: Ceferino Arregui, el arquero de Independiente de Neuquén. ¿Qué pasa si coinciden dentro de un campo de juego? “Es una charla ya habitual entre nosotros, siempre le digo que pasaría si nos cruzamos. Lo pienso. Creo que cada cuál cumplirá sus papeles como corresponde. Pero seguro traerá líos familiares (risas). Mi hermano es acelerado dentro de la cancha pero a la vez tranquilo fuera de ella, un amor”, endulza los oídos del número uno del Rojo.

Quien al principio no veía con buenos ojos que ella se vincule al referato. “No le gustaba que yo esté dirigiendo porque sabe cómo es, jugó en varios clubes. Pero se fue adaptando, me iba preguntando, aconsejando. No hagas esto, no te metas con este… Es muy compañero”, elogia a uno de sus tres hermanos (Aimara, Mauro y Silvio, los otros).

arbitro2.jpg

Eso sí. Cefe es fana de Boca, Luján todo lo contrario… “Yo muy hincha de River y le tengo fe el sábado. Mi gran ídolo es Marcelo Gallardo. Sería lindo dirigir al Millo en la Liga profesional femenina”, se ilusiona en voz alta.

Cajera en el almacén

Los días de Luján son agitados pues además de todo lo que conlleva su gran pasión, también tiende una mano grande en el negocio familiar. “Trabajo con mis papás en su carnicería, tenemos un almacén y soy la cajera. No serviría para ser carnicera pero el resto sí”, detalla y reconoce que la gente cuida más el peso y le cuesta llegar a fin de mes (“pero el asadito sale igual”, aclara con una sonrisa).

Por último, un mensaje para todas las mujeres del deporte y en general. “Decirle a las chicas que sí se puede, pasa por ponerle ganas. Yo me preparo para esto, quiero llegar a esto... Cualquier mujer puede dirigir o controlar a los hombres”.

Luján Arregui, la primera dama del fútbol regional, la que por ahora llegó más lejos (Laura Escobar, Janet Navarrete, Guliana Escobar, Edith Chiminelli y Joséfina Weinbach otros antecedentes en inferiores). La que va por más. Habilitada a soñar.

Luján-Arregui-2.jpg

LEÉ MÁS

Jara, con un pie afuera ante Villa Mitre

"Estoy feliz de ser parte de un Cipo protagonista"

Y va el tercero... Cipo volvió al triunfo y hace podio

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído