El clima en Neuquén

icon
19° Temp
47% Hum

La reforma de la Carta Orgánica avivó el debate

Varias fuerzas avalan posibles cambios. El MPN no está de acuerdo.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Neuquén.- El intendente Horacio Quiroga prendió la llama y rápidamente se desparramó por el Concejo Deliberante, donde unos y otros analizan hoy si es oportuna una reforma de la Carta Orgánica municipal. Hay varias fuerzas que ven con buenos ojos una renovación, aunque difieren en cuáles son los puntos relevantes. La excepción es el MPN, que no quiere saber nada del tema. Y no es un escollo menor, ya que se necesitan dos tercios de los ediles para hacer la convocatoria.

Quiroga salió esta semana a anunciar públicamente que quiere modificar la Carta Orgánica, la ley principal que rige la vida de la ciudad, y le gustaría lograrlo este mismo año. Mencionó, entre los puntos a modificar, permitir un tercer mandato para los intendentes, disminuir la cantidad de empleados gracias al gobierno electrónico, eliminar la renovación por mitades del Concejo y cambiar el funcionamiento de la Sindicatura y la Defensoría del Pueblo.

La noticia no generó sorpresa dentro del Deliberante porque no es la primera vez que Quiroga busca una reforma, pero sí causó revuelo. Por estos días, los oficialistas buscan abrir el juego. Algunas fuerzas analizan la propuesta con buenos ojos pero el MPN, principal bloque opositor, no quiere ni hablar del asunto.

Para cambiar la Carta Orgánica hay que convocar a una elección de convencionales y que sean ellos, a través de una Asamblea Constituyente, los que redacten los nuevos artículos. Ese llamado sólo puede aprobarse con dos tercios de la cámara, o sea, 12 concejales.

“Es un tema que no está en nuestra agenda todavía porque tenemos otras prioridades, y tampoco nos parece que esté en la agenda de los vecinos. La verdad es que no nos quita el sueño, como sí nos preocupa que el intendente destruya nuestras instituciones”, arremetió Andrea Ferracioli, presidenta del bloque emepenista.

El MPN ya había fijado su postura en contra a principios del 2016, cuando el intendente había planteado la posibilidad de introducir cambios para poner en práctica la figura del viceintendente.

Mercedes Lamarca (Libres del Sur) coincidió en que la reforma, así como la presenta Quiroga, “sólo le interesa a la clase política y no le cambia la vida a la gente”.

Con todo, se mostró permeable a un llamado que apunte a “ampliar derechos y garantías sobre políticas de género, medioambientales y participativas”.

Para Francisco Baggio (UNE-Neuquén Puede), “la reforma es necesaria, aunque sin opinar sobre las propuestas que hizo Quiroga”.

Dijo que coincide en eliminar la renovación por mitades del Concejo, “pero además vemos importante crear la figura del viceintendente y que el defensor del Pueblo sea un cargo electivo, por voto popular”.

Francisco Sánchez, del interbloque oficialista, recordó que esta idea no es nueva e invitó a sus pares a “dar la discusión, porque no vamos a forzar ni imponer nada, sino ver entre todos qué reformamos”.

Deslizó que habría “un amplísimo consenso” para quitar las elecciones a concejales cada dos años y remarcó: “No tenemos un proyecto presentado de reforma porque justamente queremos conversarlo entre todos”.

Para cambiar la ley que rige la vida de la ciudad se necesitan dos tercios de los votos en el Deliberante. Hoy parece difícil.

“Fui convencional constituyente en el año 1995, cuando se hizo la Carta Orgánica, y creo que han pasado ya 22 años, tiempo suficiente para hacer una evaluación de qué es lo que ha servido y lo que no”. Horacio Quiroga. Intendente de la ciudad

Quiroga persiste en el intento de conseguirlo

La Carta Orgánica de Neuquén se sancionó en 1995. El intendente Horacio Quiroga fue uno de los convencionales que la redactaron e incluso impulsó el artículo más polémico, que renueva al Concejo por mitades cada dos años. Pero demostró ser autocrítico, porque lleva más de una década intentando reformar el texto que él mismo ayudó a escribir.

Primero fue en 2003, en su segunda gestión como intendente. Entonces Quiroga quería una modificación menor y siguió la vía del referéndum. Se aprobó el llamado, pero quedó en medio de la reforma de la Constitución Provincial y el propio intendente ayudó a postergarlo.

En 2009, el sucesor de Pechi, Martín Farizano, volvió a la carga sin éxito, por consejo de su mentor. Luego, en 2011, apenas asumió el tercer mandato, Quiroga reiteró la propuesta de reforma pero no prosperó.

En 2012, insistió en el planteo y tampoco tuvo eco. Poco después, en 2014, sacó de nuevo la reforma de la galera, pero ese año la ciudad estaba en emergencia por el temporal y la dejó de lado. No por mucho tiempo. En octubre de 2015, antes de asumir su cuarto mandato, reanudó la iniciativa.

En febrero de 2016 se reunió con todas las fuerzas políticas para asegurarse el consenso para la reforma. Entre otros motivos, buscaba introducir la figura del viceintendente. La iniciativa quedó trunca. El partido provincial vio entonces una estrategia para quedarse en el Municipio. Y ahora, en plena época electoral, retomó la propuesta una vez más.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8% Me interesa
32% Me gusta
4% Me da igual
36% Me aburre
20% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario