La refugiada siria ya se instaló en su nueva casa

La joven que escapó de la guerra vivirá en un pueblito pampeano.

La Pampa.- El viernes por la noche pisó por primera vez suelo argentino. Cuando las puertas corredizas del aeropuerto la dejaron ver, decenas de familiares la estaban esperando. Sus ojos lo dijeron todo. Hanenn Nasser, la primera refugiada siria, ya es una celebridad.

La joven de 24 años que abandonó Siria escapando de la guerra ayer fue homenajeada por la comunidad de la Asociación Árabe de La Pampa, en cuya sede la agasajaron con un almuerzo a modo de bienvenida. “Lo que está en juego para mí es la construcción de un futuro que intento diseñar”, dijo ilusionada.

Nasser es la primera refugiada en la Argentina que logró tramitar su visa a través del Programa Especial de Visado Humanitario para Extranjeros Afectados por el Conflicto en la República Siria, creado a mediados de 2014. Según Adalberto Assad, presidente de la Confederación de Entidades Argentino Árabes, “desde que se instauró el programa de recepción de refugiados de Medio Oriente, ya dimos la bienvenida a cerca de un millar de refugiados”.

“En mi país trataba de hacer una vida normal, sin pensar que había una guerra. Trataba de sentirme bien, pero hubo un momento en el que ya no me sentía a salvo”.

Después de cuatro años, el tiempo en el que estuvo contactada con Belén Nazer (37), la pampeana que la rastreó a través de Facebook cuando buscaba familiares para armar su árbol genealógico y con quien entablaron una relación de amistad, en medio de la duda de poder llegar a ser primas, esta decidió dejar a sus padres, a sus hermanos y a sus amigos en Latakia, Siria, bastante cerca de Aleppo, donde esta semana hubo un ataque aéreo que terminó con 21 civiles muertos.

Es que las consecuencias de la guerra en Siria empezaron a sentirse con más fuerza en su lugar de residencia: la vida cotidiana se volvió imposible, ya que sólo tenían ocho horas de electricidad por día y casi nulo el servicio de internet. A eso se le sumó un problema mayor: el drama de conseguir comida. “En mi país trataba de hacer una vida normal, de focalizarme en la fotografía, de visitar amigos que estaban en Turquía, sin pensar que había una guerra. Trataba de sentirme a salvo, pero hubo un momento en el que ya no me sentía a salvo”, contó la chica siria, quien ahora tiene pensado aprender a hablar bien el español y profundizar sus conocimientos de fotografía.

Nasser se instalará en la localidad de Parera, que tiene apenas 2500 habitantes y está ubicada en el norte de la provincia de La Pampa, a unos 250 kilómetros de la capital, Santa Rosa.

Al final, parece que no son primas

“La verdad, no sabemos si somos primas o no”. María Belén Nazer, la pampeana de 37 años que movió cielo y tierra para que pudiera llegar la primera refugiada siria, creía ser familiar de Haneen Nasser, pero... “Yo sé que a mi apellido le cambiaron una letra después de que llegaron mis bisabuelos pero no hay nadie vivo para saber si somos parientes”, dijo Belén. Su padre, Jorge, agregó: “Ya no importa si nos une la sangre, a esta altura esta nena ya es de la familia”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído