LMNeuquen estafa

La titular de Becas del CPE se quedó con $2 millones

Junto a una empleada cobraron cheques destinados a estudiantes.

POR GUILLERMO ELIA - policiales@lmneuquen.com.ar

Flavia Duarte, directora provincial de Becas del Consejo Provincial de Educación (CPE), junto con una empleada, Sandra Osorio, serán acusadas de peculado y falsificación de documento privado por haberse quedado y cobrado 292 cheques destinados al pago de becas. El monto de la estafa asciende a casi 2 millones de pesos.

Te puede interesar...

En la maniobra, podrían quedar involucrados cajeros de dos sucursales del Banco Provincia de Neuquén (BPN).

De acuerdo con la investigación que llevó adelante la fiscalía de Delitos Patrimoniales, Duarte y Osorio concretaron una maniobra desdeñable porque dejó sin la ayuda económica a muchos estudiantes de todos los niveles y de toda la provincia, afectando incluso a chicos con discapacidad.

Becados

Las becas se asignan tras una ardua selección para la cual hay que cumplir con distintos requisitos, empezando por tener entre 3 y 25 años, y ser argentino o nacionalizado. Hay que entregar la documentación personal y familiar que acredite la situación socioeconómica que atraviesan, para lo cual hay que presentar recibo de haberes de quienes trabajan o declaraciones juradas, ante un juez de Paz, de quienes están desempleados.

Toda la documentación se analiza al detalle y así se otorgan las becas. La metodología de pago es mediante un cheque, cuyo monto varía según la situación del becario, pero va entre los $2000 y los $19.800, máximo a pagar.

En el caso de los menores de edad, en la ficha figuraba un adulto responsable para cobrar.

Flavia Duarte

El descubrimiento

Un elemento clásico en la caída en desgracia de los delincuentes es el exceso de confianza al que arriban tras la reiteración de la maniobra. Esos simples descuidos se transforman en su talón de Aquiles.

Eso fue lo que les pasó a Duarte y Osorio, que realizaron la misma maniobra entre enero de 2017 y diciembre de 2018. Dos años en los que repitieron mecánicamente los pasos y en los que la idea de impunidad creció con el cobro de cada cheque.

Todo quedaba entre ellas dos, hasta que el exceso de confianza las traicionó. A mediados de este año, Duarte se tomó vacaciones y no previó que un estudiante podría ir al CPE a reclamar su beca.

Ese fue el escenario que se dio y por el cual un empleado honesto revisó los pagos y le comunicó al joven que ya había cobrado el beneficio, pero al ver la firma en el talón de los cheques, entendió que se le habían fraguado.

La denuncia llegó a manos del fiscal de Delitos Patrimoniales, Marcelo Jara, que ordenó una minuciosa investigación que sacó a la luz el accionar de las mujeres.

La investigación de esta causa nos llevó cuatro meses, aproximadamente, y ya hemos solicitado una audiencia para concretar la acusación tanto de Duarte como de Osorio. Los delitos que les vamos a imputar son peculado y falsificación de documento privado

Maniobra

Como los pagos no salían de manera uniforme por cuestiones burocrático-administrativas, cuando llegaban las partidas del Ministerio de Educación, la tesorería de la Dirección de Becas emitía los cheques para que fueran a cobrar por ventanilla al BPN.

Duarte y Osorio observaron que a muchos de esos cheques, por distintos motivos, los beneficiarios no los pasaban a retirar, y así fue como los endosaban a su nombre y falsificaban las firmas de los becarios. Con el cheque endosado, iban a la sucursal del BPN de calle Felix San Martín o a la de Rivadavia y los cobraban, quedándose con el dinero.

292 cheques fueron los que se comprobó que endosaron y cobraron por ventanilla

Lo que llamó la atención de la fiscalía, y por eso abrieron una línea investigativa, es que hubo días en los que el cajero del banco les pagó diez cheques, sin advertir la irregularidad ni sospechar. Esto motivó a los investigadores, que avanzan en el análisis de posibles complicidades con cajeros del BPN.

--> La hija de Duarte tiene una beca

El colmo es que descubrieron que la hija de Flavia Duarte también recibía una beca. Lo que se analiza ahora es si la situación económica de la directora provincial de Becas era tan precaria como para que la hija se viera beneficiada, o si se trata de un favorecimiento arbitrario por el cual sacó ventaja Duarte por su cargo al frente de las Becas.

2 a 10 años es la pena prevista en el Código Penal por peculado. El delito está contemplado en el artículo 261 del Código Penal, que establece: "Será reprimido con reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración o custodio le haya sido confiada por razón de su cargo"

Patricia Ruiz era titular del CPE cuando salió a la luz el escándalo.

--> Otra que se benefició del Estado provincial

La ex presidenta del Consejo Provincial de Educación, Patricia Ruiz, fue condenada en diciembre de 2014 a un año de prisión en suspenso por negociaciones incompatibles con la función pública, tras beneficiar a la empresa de su consuegra con la compra de 2 mil kilos de leche a lo largo de su gestión al frente del CPE.

Ruiz reconoció la adjudicación de la compra de leche en polvo a la empresa Sym’s Track, que figuraba a nombre de su consuegra Aída Wilson. Esto llevó a que la Fiscalía y la defensa arribaran a un acuerdo que derivó en que Ruiz fuera condenada a un año de prisión en suspenso y a la inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Durante la investigación se comprobó que en la cuenta de la Sym’s Track ingresaron unos 900 mil pesos entre 2009 y 2011, cuando la firma fue denunciada.

El fiscal Ignacio Di Maggio dejó en claro que Ruiz y su yerno, Diego Gelos, realizaron negocios utilizando con consentimiento el nombre de Wilson, quien recibía el dinero en una cuenta bancaria.

El escándalo por la compra de leche derivó en la separación de Ruiz de su cargo, quien además se desempeñaba como subsecretaria de Educación.

Ruiz obligó a sus empleados a realizar compras a sobreprecios a la firma Sym’s Track con varias licitaciones, entre las que se cuentan dos mil kilos de leche a 20 pesos el kilo, resmas de papel, alquiler de vehículos y compra de golosinas. También se lo imputó al entonces director de Compras y Contrataciones.

LEÉ MÁS

Un cabo del Ejército borracho volcó en la Ruta 40: resultó ileso

Hay un detenido por el crimen en Cue

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.9455081001473% Me interesa
1.7673048600884% Me gusta
0.66273932253314% Me da igual
0.95729013254786% Me aburre
93.667157584683% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario