El clima en Neuquén

icon
Temp
69% Hum
La Mañana Rial

La verdad sobre la reunión en la que participó "un oscurito" y "una señora"

Tras el escandaloso tuit de Moria Casán, Clarín publicó detalles de la pelea en América.

Moria Casán desempolvó un viejo conflicto en América, tras un escándalo tuit. El mismo involucraba a Jorge Rial como actor principal y a Mónica Gutiérrez como una de sus antagonistas.

Con su estilo "karateca", Moria habló de una reunión "de tupper" en el canal del cubo, y disparó que "un oscurito" -según sus palabras- amenazó a una señora que estaba a su lado. Luego, contó que la mujer comenzó a temblar y que tuvo que darle un Rivotril. Además, agregó que "el misógino" estuvo a punto de agarrarse a piñas con uno de los dueños del canal

Te puede interesar...

Tras varios días de ese enigmático, en su programa radial, Ángel de Brito le puso nombre a los actores: el hombre sería Jorge Rial; la mujer, Mónica Gutiérrez; y el directivo, Agustín Vila, hijo de Daniel Vila y uno de los hombres fuertes del grupo que incluye América TV, A24 y La Red, entre otros medios.

Según el artículo publicado por Clarín, aquella reunión no fue nada secreta sino que tenía la intención de fomentar la camaradería entre las principales figuras periodísticas de la emisora ubicada en Palermo; un encuentro habitual que se repetía un par de veces al año.

Ocurrió en marzo de 2019, en día de semana y por la tarde, en el tercer piso del edificio de la calle Fitz Roy. En esa jornada, Rial tuvo que dejar la conducción de su programa un rato antes para estar presente.

"Llegó de muy mal humor, peleado no sé contra quién", recuerda uno de los testigos presenciales, que prefiere mantener el off. "Le armaron la reunión en el medio de su programa y lo obligaron a ir, cuando esto es por rating", lo defendió otro.

En la cita estaban Luis Novaresio, Rolando Graña, Luis Majul, Mónica Gutiérrez, Alejandro Fantino, Pamela David, Moria Casán y la gerenta de programación Liliana Parodi, entre otros. También el mencionado Agustín Vila y Gabriel Hochbaum, elegidos un mes antes como directores del Comité Ejecutivo de América. No así Daniel Vila, ausente con aviso.

Los chispazos entre Rial y Mónica no tardaron en aparecer. Fue después de que alguien sugiriera que para mantener la armonía entre todos, "los trapitos no había que limpiarlos afuera". El mensaje era claro: el conductor de Intrusos y la por entonces conductora del noticiero se habían cruzado fuerte en Twitter.

El cruce en cuestión se dio cuando él le cuestionó por qué no cubría más inundaciones como lo hizo cuando gobernaba Daniel Scioli; y ella le respondió que se había subido a una campaña K y lanzó incisiva quién le pagaba por hacerlo. La polémica se repetía cada vez que llovía. Fue una guerra declarada, que la propia Mónica amplió en una entrevista reciente en la que describió a Rial como "el niño mimado" del canal.

"Lo voy a decir, si en América no se cubrían más inundaciones ¡era porque no había presupuesto para mandar a nadie! ¿Me entendés? Yo, para responderle, debería haberme cagado en el canal donde laburaba, cosa que no hago porque nunca escupo en el plato donde como", argumentó a la periodista.

El tema saltó en aquella reunión de marzo de 2019, pero no fue el único que se tiró sobre la mesa. En julio de 2018, Moria Casán reemplazó a Rial en la conducción de Intrusos durante cuatro meses mientras el periodista se tomaba una licencia por motivos personales. Al aire se intercambiaron palabras de elogio y agradecimiento, pero en la intimidad todo se vivió como una competencia típica entre dos figuras de su peso.

La fallida reunión "de camaradería" se transformó en una sesión de terapia grupal, con viejos rencores que salían a la luz. "Vos te fuiste de vacaciones cuatro meses y yo te cuidé el programa", recuerdan que Moria le dedicó a Rial.

Hubo gritos, discusiones y todo se fue de las manos cuando, según varios partícipes, Agustín Vila se cruzó con Rial. El joven ejecutivo quiso calmar las aguas, le pidió a Jorge que se tranquilizara y se retirara en paz pero el conductor no aceptó el reto de su "jefe". "Se insultaron feo", definen. Y no hubo piñas solamente porque los separaron: Mónica Gutiérrez tuvo que colgarse de la espalda de Vila hijo.

En ese momento, Pamela ya había dejado la oficina para dar inicio a Pamela a la tarde, su magazine. Y un rato después todos dejaron el lugar con la misma sensación de asombro y frustración pero haciendo un juramento: guardar silencio sobre lo ocurrido un rato antes.

Y lo cumplieron durante más de un año... hasta que Moria prendió el ventilador por Twitter.

LEÉ MÁS

Moria atendió otra vez a Rial: "El oscuro amenazó a una señora"

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario