Te puede interesar...

La paz social parece no llegar a la comarca petrolera. Los conflictos entre bandas criminales continúan pese al arribo de Gendarmería Nacional tras la pueblada de principios de semana.

El crimen de Natalio “Potón” Estrada en el barrio Progreso sacudió todos los pronósticos. Era de esperar que con el incremento de fuerzas de seguridad en las localidades de Plaza Huincul y Cutral Co, las bandas tuvieran que soportar una tregua obligada hasta que se reacomode el tablero. Pero toda especulación se echó por tierra cuando ayer a las 10, en medio de la plaza del barrio Progreso, los vecinos encontraron agonizando al Potón, un conocido delincuente de la zona.

El rápido aviso a la Policía sirvió para poder concretar dos demoras en el mismo barrio en cuestión de minutos.

En el lugar del crimen se vivió una escena basada solo en miradas que parecían preguntar “¿cuándo termina esto?”.

La Policía en el procedimiento tras el crimen del Potón Estrada. Las demoras se concretaron en el barrio Progreso.

A quemarropa

De tres tiros a quemarropa lo mataron a Natalio “Potón” Estrada en la plaza del barrio Progreso, uno de los más complejos de Cutral Co. El joven era conocido del ambiente delictivo y estaba vinculado con las denominadas “bandas cañeras”, que se dedican a los robos con armas.

Fue encontrado tirado en el suelo, desangrándose y agonizando. Los vecinos del lugar dieron aviso a la Policía y en cuestión de minutos una ambulancia lo trasladó de urgencia al hospital de la localidad.

Estrada ingresó en estado reservado al quirófano, con tres impactos de bala visibles en la zona del torso, que habrían sido a quemarropa. A pesar del esfuerzo de los médicos por tratar de estabilizarlo, las heridas y una importante pérdida de sangre habían marcado la suerte del Potón.

gendarmeria ruta 22 cutral co

A las 10:45 el joven falleció y la fiscal Gabriela Macaya, que ha tenido que intervenir en tres homicidios en los últimos seis días en la comarca, ordenó que se le practique la autopsia del caso para determinar las causales de la muerte y la ubicación certera de las heridas y recuperar los plomos para establecer con qué tipo de arma le dispararon.

En paralelo a la muerte de Estrada en el hospital, la Dirección de Seguridad Interior de la comarca petrolera demoraba a un joven de 23 años y a un hombre de unos 40, ambos en la misma barriada donde ocurrió el crimen.

La principal hipótesis que se maneja es un ajuste de cuentas. Ayer, al cierre de esta edición, se realizaban allanamientos.

10 crímenes se cometieron en lo que va del año.

Se trata de los homicidios que se perpetraron este año solo en la comarca petrolera. La mayoría fueron en la localidad de Cutral Co. Con este nuevo asesinato, del Potón Estrada, la comarca supera en crímenes a la capital neuquina, lo que preocupa a las autoridades.

Los delincuentes siguen a los tiros

Tras el crimen del pequeño Luciano Fuentes, a quien lo alcanzó una bala perdida en un enfrentamiento entre delincuentes, los vecinos salieron a la calle indignados para reclamar justicia y seguridad.

Cortaron la Ruta 22 a principios de la semana y mantuvieron el piquete por casi 48 horas.

Hubo reuniones ampliadas de las que participaron la Policía, los municipios y la provincia. Se firmó un acta de compromiso, pero a los vecinos eso no les bastó y exigieron la presencia de Gendarmería Nacional en la comarca para levantar el corte.

El jueves arribaron los gendarmes para trabajar en conjunto con la Policía en Cutral Co y Plaza Huincul.

Todo parecía volver a la normalidad, pero ayer otro enfrentamiento sacudió la seguridad en la comarca petrolera.

p32-f02-poli(SCE_ID=365206).jpg

--> El crimen de Luciano todavía conmociona

Luciano Fuentes, de 8 años, andaba en bici frente a su casa en el barrio Peñi Trapún, bajo la atenta mirada de su tío. Era lunes y nada hacía prever una tragedia.

A unos 400 metros, dos bandas delictivas se enfrentaron en un tiroteo. Es lo que se denomina un ajuste de cuentas; ya con anterioridad habían quemado una casa y un auto.

Una de las balas salió en dirección a donde estaba Luciano, con tanta mala suerte que el proyectil impactó en la cabeza del niño y le costó la vida.

Este crimen movilizó a todos los vecinos de la Comarca. La Policía logró capturar a Diego “Neneo” San Martín, antes de que abandonara la región.

La fiscal Gabriela Macaya lo acusó por el homicidio y le dictaron cuatro meses de prisión preventiva.

“Ojalá que esto no sea al pedo, que se pueda cambiar algo en todos lados”, contó Jonatan, el papá del pequeño Luciano.

cabo-hernandez-homicidio.jpg

--> La cabo que mató a su pareja generó un fuerte impacto

Cuando todavía los vecinos de la comarca no salían de su asombro ante el crimen del pequeño Luciano, en Plaza Huincul y delante de sus hijos, una cabo de la Policía mataba de un tiro en el cuello a su pareja en el barrio Norte.

La cabo Magalí Hernández (32) le disparó con su arma reglamentaría a su pareja, Dante Biazetti (33), tras una discusión.

El hecho ocurrió el martes al mediodía y los hijos de la pareja, de 2 y 7 años, estaban en la vivienda cuando ocurrió el crimen.

Trascendió por su familia que Biazetti era víctima de violencia por parte de la cabo que se desempeñaba en el comando.

La mujer sufrió una crisis de nervios, pero ni bien se recuperó, la fiscal Gabriela Macaya la acusó por homicidio agravado por el vínculo y el uso de arma de fuego. Si bien pidieron cuatro meses de preventiva, le dieron 15 días. Su familia está indignada.

LEÉ MÁS

Secuestran 60 dosis de cocaína, más de 100 mil pesos y demoran a tres hombres en allanamiento en Villa María

En un ajuste acribillaron al Potón Estrada en Cutral Co

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído