Le robaron a una jueza en una oficina del centro

Fue amenazada y se encerró en el baño junto con una funcionaria.

Neuquén.- “No se salva ni la Justicia”, fue una de las tantas frases que se escucharon en la Oficina de la Mujer. Es que una jueza y una funcionaria fueron víctimas de un delincuente que ingresó al lugar y las amenazó para robarse una notebook, dos celulares y dinero en efectivo.

El hecho ocurrió en la sede judicial ubicada en la Diagonal 25 de Mayo al 220 donde la jueza de Ejecución Penal, Raquel Gass, y la funcionaria Débora Valle dictaban un taller sobre violencia de género.

Una vez que el curso terminó, los 19 asistentes se fueron retirando, y al parecer fue en ese momento que la puerta quedó entreabierta y el ladrón aprovechó para ingresar.

“¿Puedo utilizar el baño?”, fue la pregunta que usó el delincuente tras observar la escena. Cuando el joven salió del baño reveló sus intenciones y dijo: “Esto es un robo”.

14:05 fue la hora del primer llamado a la Policía en el que se mencionaba el violento robo en la Oficina de la Mujer.

“Parece que el ladrón encontró la puerta entreabierta y aprovechó”, fueron las primeras conjeturas de un testigo que estaba ayer en el lugar junto con efectivos de la Policía, Criminalística y el fiscal Maximiliano Breide Obeid.

“Nosotras nos encerramos en el baño por precaución”, indicó Valle a LM Neuquén, para aclarar y bajarles el tono a las primeras versiones que hablaban de empujones, armas y personas maniatadas.

1800 pesos se llevó el ladrón que robó en la oficina de la mujer.

Además de la notebook y los celulares -uno institucional y otro particular- el delincuente se alzó con 1500 pesos de una de las mujeres y unos 300 pesos de la segunda víctima.

Fuentes policiales que se encontraban realizando las diligencias confirmaron a este medio que el robo fue protagonizado por un joven de unos 20 años que ingresó con el pretexto de ir al baño.

“Fueron amenazas verbales las que recibieron las víctimas”, indicó el comisario Daniel Poblet, director del Departamento Delitos. Al ser consultado sobre si el delincuente estaba armado, señaló: “No exhibió el arma”.

“Cuando llegué abrimos la puerta, yo tenía la llave, porque el delincuente había dejado cerrado”, señaló a LU5 la vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Soledad Gennari.

La magistrada fue muy cautelosa en sus declaraciones para no entorpecer la investigación.

De todas maneras, Gennari reconoció que “el tema de la seguridad es toda una cuestión que hay que empezar a revisar. Seguramente hay que mejorar algunas medidas”, concluyó.

Estaba armado y las maniató

De acuerdo con la información relevada por LM Neuquén, la Policía arribó al lugar luego de recibir un llamado que mencionaba un robo con arma dentro de la oficina judicial y que las víctimas habían sido maniatadas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído