El clima en Neuquén

icon
20° Temp
75% Hum
La Mañana víctima

Lo torturaron en su casa y se tomaron un champagne

El hombre dijo que hasta lo amenazaron con quemarlo con aceite.

Un mecánico, de 47 años, fue robado y torturado por tres delincuentes durante más de dos horas dentro de su propia casa. La víctima contó que fue golpeado, asfixiado y amenazado con ser quemado con la plancha mientras los ladrones tomaban champagne.

El macabro asalto ocurrió en la localidad bonaerense de Villa Turdera, en la madrugada del jueves pasado, en una vivienda ubicada encima de un taller mecánico. El asaltado, llamado Claudio D’Arielli, dormía en la habitación principal con su pareja cuando escuchó un estruendo. "Se ve que uno se había caído de la baranda en el techo de chapa que tengo en el patio delantero. Voy del pasillo al living y ahí, me agarran dos, con fierros y todo. Estaban armados, tipo policías", contó el afectado, en declaraciones al canal TN. A partir de ahí, comenzó el hostigamiento que transcurrió por tres horas.

Te puede interesar...

"Me ataron, me golpearon. Fue tremendo porque no se iban, me llegaron a revisar las guanteras de los autos. Estuvieron re tranquilos, tomaron una botella de champagne", señaló y detalló que los chorros emplearon distintos tipos de torturas psicológicas y físicas durante el ataque. "Me asfixiaron, me ataron, tengo golpes en la cabeza, me pateaban. Después, me dicen ‘¿Querés fumar un cigarrillo?’. Me pusieron un cigarro en la boca. Me ofrecieron un vaso de Coca-Cola. ‘Ay sos fino, tomás Coca Zero’, me decían. Y después, me empezaron a pegar de vuelta", describió.

Mientras los minutos pasaban, los delincuentes no podían encontrar el dinero que el dueño guardaba en su casa y se impacientaron más, agudizando las amenazas. "Me pusieron una sábana en la boca a presión, me agarraron entre dos y me pusieron boca abajo. Me querían quemar con una plancha. Después, se los escuchaba decir ‘Calentá el aceite que lo vamos a quemar con aceite’", relató D’Arielli.

taller-mecanico-buenos-aires-robo1.jpg

Una vez que encontraron el botín que la víctima tenía ahorrada, la cual prefirió no precisar el afectado, los ladrones se fugaron en silencio y sin demasiado apuro. En tanto, el mecánico, que además de los golpes recibió seis puntazos con una cuchilla y un par de golpes con las culatas de las armas, debió recibir asistencia médica en el Hospital Gandulfo.

La víctima sostuvo que los malvivientes parecían tener experiencia en la materia y realizaron el golpe bien equipados. De hecho, una de las primeras exigencias que le hicieron fue el pedido del equipo de sistema DVR de las cámaras de seguridad instaladas dentro del domicilio. "Tenían de todo. Estaban bien entrenados, quizás más que la Policía porque pegaron un salto, subieron al techo, saltaron a la baranda del balcón y ahí, se mandaron al living. Se movían muy bien", explicó.

En tanto, el mecánico afirmó que a lo largo de las tres horas, los delincuentes le repitieron una y otra vez que no se le ocurra hacer la denuncia: "Me lo dijeron muchísimas veces. ‘Lo único que te digo es que no llames a la Policía. Sabemos dónde vivís y te vamos a matar. Yo solo te digo que si querés vivir tranquilo, no llames a la Policía’". Aún así, el hombre decidió hacer la denuncia más de 24 horas después del hecho.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.3478260869565% Me interesa
8.695652173913% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
86.95652173913% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario