Locos lindos: los neuquinos que viajaron más de 2 mil km para alentar a Colón

El Sabalero juega una final histórica este sábado en Paraguay y los hinchas locales, con Raúl Perren a la cabeza, no se lo iban a perder. ¡Si hasta un par de fanas de Boca se prendieron en la aventura..!

Por Fabricio Abatte / abattef@lmneuquén.com.ar

Colón juega este sábado una final histórica, el partido más importante de su larga y rica existencia de 114 años. Ese encuentro que sus hinchas esperaron toda la vida y que ninguno de ellos quiere perderse. Una final internacional que puede otorgarle al popular santafesino club su primera estrella. Los sabaleros radicados en Neuquén tampoco podían faltar a esa cita con la historia. Por ello poco importó la enorme distancia que separa a esta Capital provincial con Asunción del Paraguay, que será sede del compromiso definitorio de la Copa Sudamericana ante Independiente del Valle.

Te puede interesar...

Mientras muchos simpatizantes se trasladaron en avión, ellos se movilizaron en auto, lo que torna de heroíco el acompañamiento y la increíble aventura. Hablamos de Raúl Perren y familia, una familia bien sabalera, que vive y siente por el Negro. En el noble Chevrolet recorrieron los casi 2.200 kilómetros que separan a la ciudad más importante de ese país y a nuestra querida Neuquén, llenos de ilusiones.

“Raúl hace 35 años que llegó a Neuquén, vino de Esperanza, Santa Fe y desde entonces la lucha con su Colón querido, contra viento y marea. Fue con toda su gente y nos espera allá”. ¿Quién lo presenta? Un tal Mario Laffitte, que cuando se contactó con LM Neuquén se hallaba en Resistencia, Chaco, e iba al encuentro de su gran amigo.

hinchas colon

Y aquí viene otra parte curiosa y atrapante de esta historia. Marito no es de Colón pero como casi toda la Argentina desea fervientemente que el Sabalero de la vuelta. Futbolero de ley, amante de la pelota por sobre todas las cosas, no resistió la tentación de viajar a sumar su aliento por el equipo santafesino en su hora crucial. Y lo bueno es que hasta su hijo y allegados, también ajenos a la pasión rojinegra, lo acompañaron.

Ello habla a las claras de lo que representa este partido, de la chance histórica que dispone el equipo que dirige Pablo Lavallén. Laffite y su gente, en verdad son "enfermos" de… Boca y se cansaron de viajar por el mundo con el xeneize.

“Agarré la mejor época de Bianchi, lo vi campeón de Libertadores en Brasil entre otras cosas. Pero esta vez sentí ganas de venir a ver este partido y hacer fuerza por el Sabalero. Y que ningún 'vivo' de River diga nada porque el vuelo lo saqué antes de que se defina la semi de Libertadores”, aclara por las dudas y con la mejor onda este vecino neuquino, atento a que puede ligar alguna broma del lado del Millo.

El fue en avión hasta la capital chaqueña y de allí en micro hacia el destino neutral elegido por la Conmebol. Burrero de alma, hasta resignó su habitual presencia en el Pellegrini del domingo en el hipódromo de Canal V. Su gesto vale doble y espera que en el inicio del meeting acá, allá "cruce" adelante Colón en el "cabeza a cabeza" con los ecuatorianos.

Se viene el partido soñado para todo el pueblo sabalero. Y tendrán aguante neuquino. ¡A descubrir América, Colón! ¡Hoy somos todos del Negro, como los Perren!

LEÉ MÁS

Figura de Colón se lesionó a horas del partido de su vida entrenando penales

El Ciclón, en su peor momento, ante el Bicho líder

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído