Los 34 minutos más tristes de la carrera de Gago

Pintita ingresó a la Superfinal cuando faltaban dos minutos para que terminara el tiempo regular. Entre el adicional y el alargue, el volante pasó poco más de media hora en el campo de juego y volvió a romperse el tendón de Aquiles.

Minuto 88 del partido:

Faltaban dos minutos para el cierre de los 90 minutos y Guillermo Barros Schelotto hizo un último movimiento de piezas antes del alargue: Pablo Pérez, capitán de Boca, dejaba el campo de juego por otro referente, Fernando Gago.

Te puede interesar...

Pintita llegaba a la final de la Copa Libertadores en el Santiango Bernabéu con un historial macabro en superclásicos. El volante se había roto en dos ocasiones el tendón de aquiles de la pierna izquierda y en ambas contra el rival de toda la vida. Este domingo no fue la excepción.

Arranque del alargue:

Tras su ingreso, Gago intentó darle fútbol al equipo de Guillermo Barros Schelotto, que en ese momento era superado por el mediocampo de River. Después del gol que le daba la cuarta Copa a La Banda y con la necesidad de que uno de sus hombres más experimentados impusiera su calidad.

La lesión:

Pero a falta de cuatro minutos para que se cumplieran los 120, el futbolista, repentinamente, se desplomó en el campo de juego y se encendieron las alarmas en el banco de suplentes de los mellizos.

Embed

Automáticamente, el jugador se levantó y encaró hacia afuera. Guillermo quiso hacerle señas para que se mantuviera en el césped, pero en modo de reproche, Pintita le gritó que se había vuelto a romper el tendón. En este caso, su lesión se produjo en la pierna derecha.

Guillermo le pidió tranquilidad y vio como sus chances de consagrarse campeón de América se expiraban.

LEÉ MÁS

Las dos caras de la moneda: la alegría y la tristeza en imágenes

Los memes volvieron a invadir las redes tras la consagración de River

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído