Los aranceles de Trump desata una nueva "guerra" con Francia

El Presidente de los Estados Unidos aseguró que le impondrá impuestos de hasta el 100 por ciento a productos de lujo provenientes del país galo.

Argentina y Brasil no son los únicos perjudicados por las políticas de comercio exterior anunciadas por Donald Trump en los últimos días. Ahora, se planteó una nueva guerra por la importación de Estados Unidos de productos de “lujo” franceses, que incluye vinos, cométicos y quesos. El excéntrico mandatario norteamericano planteó en las últimas horas que analiza implementar un impuesto del 100 por ciento para ese tipo de mercadería.

Desde el país galo no tardaron en responderle y subió la temperatura de las relaciones bilaterales. El ministro de Economía y Finanzas europeo, Bruno Le Maire, afirmó que la Unión Europa (UE) responderá "con contundencia" si se aplican los impuestos.

Te puede interesar...

En una entrevista en la emisora Radio Classique, el responsable el funcionario francés explicó que contactó a la Comisión Europea (CE) para garantizar ese nivel de respuesta en caso de nuevas sanciones.

El lunes, en la víspera del inicio de una cumbre de la OTAN que promete escalar la tensión entre Washington y París, Trump anunció que impondrá aranceles por 2.400 millones de dólares y de hasta el 100% del valor a ciertos productos franceses.

El mandatario dijo que su decisión era en represalia al gravamen que estableció la gestión de Emmanuel Macron a los servicios digitales de grandes empresas tecnológicas estadounidenses, como Google y Facebook.

El impuesto, sancionado el 11 de julio por el Parlamento, implica el pago del 3% de las ventas que generen en Francia aquellas empresas digitales extranjeras con ingresos superiores a los 750 millones de euros, de los cuales al menos 25 millones de euros se generen en el país europeo.

Si bien se espera que tributo alcance a al menos 30 compañías de procedencias como China, Alemania, España y Gran Bretaña, la mayoría de estos grupos tiene su sede en los Estados Unidos.

"Las cosas están claras entre los europeos: si hubiera nuevas sanciones estadounidenses, la UE estará dispuesta a responder", insistió Le Maire, citado por la agencia de noticias EFE.

El ministro tachó además de "inaceptable" el anuncio de Washington y dijo que "no está a la altura de un aliado y no es el comportamiento que esperamos de Estados Unidos hacia uno de sus principales aliados, Francia, y de manera más general, Europa".

Según Le Maire, el impuesto a los gigantes digitales no es discriminatorio contra Estados Unidos porque también se dirige a empresas de otros países, como China, y tiene por objeto "restablecer la justicia fiscal".

"Hay un proyecto de imposición fiscal a nivel internacional que está sobre la mesa de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) al que Francia ha dicho sí y para el que se han tenido en cuenta todas las reivindicaciones y expectativas estadounidenses", dijo.

En su opinión, si Estados Unidos no acepta ese plan internacional estaría faltando al compromiso que adquirió a finales de agosto en la cumbre del G7 en Biarritz al no querer encontrar una solución internacional a la cuestión digital.

Por su parte, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, se mostró confiado de que el anuncio de la imposición de aranceles estadounidenses a Francia sirva como "recordatorio" para acelerar la creación de un impuesto a los gigantes digitales en el organismo.

"Yo espero que sea una especie de recordatorio y que nos sirva para apurarnos más. En la OCDE ya nos estamos apurando mucho, pero que el resto de los países acelere, porque si tenemos un esquema y un paquete global esto evitará tensiones como esta", sostuvo Gurría en la sede del organismo en París.

LEÉ MÁS

Estados Unidos restablecerá impuestos a metales argentinos

Escándalo en la tevé chilena por la violación de derechos humanos en la dictadura de Pinochet

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído