Los centros invernales rezan por la nieve, que todavía no llega

Tras dos postergaciones, en Chapelco decidieron volver a posponer la apertura de temporada.

Neuquén.- Hace frío de invierno, pero la nieve no está y tampoco se sabe con certeza cuándo llegará.

Para no generar más ansiedad de la que hay, los centros invernales neuquinos anunciaron que no abrirán sus puertas en una fecha determinada, sino cuando finalmente caiga la nieve tan esperada.

Después de dos postergaciones y de pronósticos fallidos, los administradores del cerro Chapelco reconocieron que lo mejor es ser pacientes, aunque el invierno avance sin esa bendición que, aunque con demoras, siempre trae la cordillera.

“La situación climática que se vive en la región continúa demorando la llegada de la nieve”, dijeron en un escueto comunicado las autoridades de Chapelco Ski Resort. Indicaron que “a partir del 3 de julio, en cuanto se produzcan nevadas significativas, Chapelco pondrá a disposición todos sus recursos para acondicionar pistas y abrir sus puertas. Esto sucedería 48 horas después de la caída de un volumen de nieve suficiente como para garantizar la seguridad de los esquiadores y la operatividad del centro de esquí”, explicaron.

La situación es preocupante, pero aún hay esperanzas de que cambie el clima, teniendo en cuenta que el 11 de julio comenzará el período de vacaciones de invierno que siempre es aprovechado por los turistas para visitar los centros invernales de la provincia. Si bien es cierto que la situación económica del país no es la mejor, se espera la llegada del turismo vip que siempre derrama recursos en cada visita a San Martín de los Andes.

Mientras tanto, para matar esa ansiedad y aprovechar el cerro, se organizaron cabalgatas que, si bien no generan el mismo entusiasmo que la nieve, es una forma de mantener una actividad alternativa en los primeros días del invierno.

El pronóstico del tiempo elaborado por la AIC indica que mañana podrían producirse algunas nevadas en alta montaña, aunque acompañadas por lluvias débiles.

El parte de prensa estima que se registrarán temperaturas muy bajas durante la semana, con mínimas de hasta siete grados bajo cero y cielo parcialmente nublado en toda la zona sur.

Los caudales vienen muy bajos

La falta de nevadas en la cordillera de Neuquén en pleno invierno ya afecta el curso de los ríos y hay preocupación porque, de mantenerse esta situación, afectaría la provisión de agua en el verano.

La falta de nevadas afecta a los ríos, que hoy tienen niveles muy bajos. La suma de los caudales del río Limay y del río Collón Curá debería llegar a 600 metros cúbicos por segundo y hoy sólo llega a los 100 metros cúbicos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído