Los médicos de guardia del Heller, desbordados

Faltan personal y espacio para atender la demanda.

Mariel Retegui

reteguim@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La guardia del hospital Heller, emplazado en la zona más populosa de la ciudad, no sólo está desbordada sino que al no estar diferenciada en la atención es el lugar donde conviven la embarazada junto a un paciente con posible cuadro viral o un baleado que pasa en camilla ante la mirada horrorizada de un niño con bronquiolitis.

Gisela Rossi y Soledad La Mérica, médicas de guardia de emergencias del hospital Heller, aseguraron que el piso de las atenciones diarias es de 360 personas cuando lo habitual es algo más de 400. Los lunes y viernes son los días que más saturados están los cuatro médicos que atienden durante el día y los tres de la noche.

Rossi explicó que cuando en 1999 se abrió el hospital había 20 cargos para medicina general. Actualmente con este esquema hay 15, porque los otros cinco ocupan cargos de gestión y no están frente a los pacientes. En 17 años no sólo aumentó la complejidad, sino también la demanda. Los profesionales del área le reiteraron hace un par de días a la dirección del hospital la necesidad de diferenciarlas.

“Hoy no tenemos guardia externa de pediatría ni externa de ginecología. El no contar, sobre todo en invierno y con esta población, con una guardia externa de pediatría nos supera totalmente”, agregó.

El año pasado contaron con asesoramiento legal para ver cómo se podía amparar a los pacientes por esta falta de diferenciación que permite mezclar pacientes sanos con enfermos, y el riesgo que implica ante una demora de dos horas en la atención. Pero quedó en suspenso porque no se quiere llegar a las instancias legales de confrontación.

2 casos de gripe A

Fueron atendidos en la guardia el mes pasado. Una nena llegó a la emergencia y fue derivada al Hospital Regional y un niño quedó en el Heller, se recuperó y se le dio el alta.

Lo que se les argumenta es que ediliciamente no se puede ampliar ni adecuar el esquema. Además de que existe la dificultad de encontrar recurso humano debido a dos factores: en el sector privado ganan casi el doble y los profesionales formados en otras provincias no atienden todo tipo de guardias al mismo tiempo, pediátricas, embarazadas y politraumas.

“Tiene que estar diferenciada. Este tipo de guardia está diseñada para un hospital del interior, donde hay otro tipo de demanda, otra complejidad. Esto no tiene que ver con la capacitación de los médicos, sino con que se desborda continuamente. No damos abasto”, dijo La Mérica.

Los médicos generalistas atienden consultorio y guardias, además de la atención prehospitalaria en la calle, que, de los hospitales, es el único que la hace.

“La realidad y la tendencia es que la gran mayoría de la atención pasa por acá, no estamos dando consultorios, lo mínimo e indispensable. Por eso tenemos esta sobrecarga”, señaló Rossi.

“Pasan alcoholizados frente a los chicos heridos en camillas. Un horror. No lo veo bien. Además se puede transmitir cualquier enfermedad en la espera. Que separen los adultos de los chicos”. Romina Díaz. Vecina del loteo social

“Hace dos horas que estamos esperando. Traje a mi nena y nos quedamos apartados por las dudas, hay mucha gente. Debería haber un sector exclusivo para pediatría”. Jonas Pereyra. En la guardia del Heller

“A mi hija la atendían en La Natividad, pero como se cayó el ISSN vinimos acá porque tiene anginas. Pero acá está todo junto y tememos irnos con otra enfermedad”.Mariana Palavecino. En la sala de espera del Heller

“Estamos atados de pies y manos. Ya es inviable que no haya una guardia de pediatría. Nos tenemos que cubrir entre nosotros porque estamos al límite cuando uno se enferma”. Gisela Rossi. Médica de Emergencias del Heller

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído