Los neuquinos se resisten a decirle adiós a la carne

El consumo se mantiene, aunque en menor cantidad. Se busca mucho precio y hasta se resigna calidad, dicen los carniceros.

Neuquén.- Debido a los altos precios, la costumbre de comer carne se está comenzando a perder. Las carnicerías también sienten el impacto, aunque no todas de la misma forma. Mientras que los locales del centro mantienen sus niveles de venta, en el oeste las mermas llegan al 50 por ciento. En tanto que los supermercados se sostienen gracias a las ofertas o la variedad.

Las ofertas son lo que hoy buscan los clientes de las carnicerías, admitieron todos los consultados.
"Estamos vendiendo casi igual que hace unos meses, pero ahora los clientes miran mucho los precios. Eligen las ofertas", admitió Cristian de Urbano, en Bouquet Roldán y Belgrano.

"La gente se lleva la carne más barata. Algunos eligen carne de más calidad, pero compran menos que antes", señaló Sergio Arratia, dueño de una carnicería en Gran Neuquén.

En Canal V, Carnes Pilotti abastece a un montón de comercios cercanos y también a los vecinos, quienes "prefieren llevar las ofertas", reconoció René. Entre los cortes más vendidos está la carne picada.
Sergio afirmó que aunque perdió un 50% de ventas desde hace dos meses, los clientes siguen llevando carne. Eso sí, "ya no compran por kilo, sino por fetas o porciones para cada miembro de la familia".
Los mismo suscribe Cristian: "La gente compra un poco menos. Ahora preguntan el precio, antes llevaban cuanto querían y no preguntaban".

"Hoy lo que venden son los carteles con las ofertas. A los clientes no les interesa la calidad, sino que sea barato y les alcance el dinero para comprar carne". Cristian. Encargado de la carnicería Urbano

"La gente se acomoda con lo que tiene para poder llevar algo para comer. Acá en el barrio el impacto se siente, hay muchos vecinos que se han quedado sin trabajo". Sergio.Carnicero de la zona de Gran Neuquén

En Capriolo, Pedro aseguró que ellos no sintieron una caída en las ventas, aunque reconoció que muchos clientes buscan otras variedades. "Acá la gente busca la calidad de la carne. Todavía se mantienen las ventas de asado", dijo.

Ante el alto precio de la carne, el pollo se convirtió en la elección de muchos. Adriana, encargada de un local de Su Pollo, señaló que la gente lo elige porque "está más barato que la carne". El kilo ronda los 35 pesos. Agregó que hoy muchos llevan alitas porque son las más económicas. Hasta el año pasado eran destinadas principalmente a preparar la comida para el perro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído