Los robarruedas no descansan y esta vez le tocó a un Siena

El dueño de un Fiat Siena descubrió esta mañana que unos delincuentes se llevaron las cuatro ruedas de su auto. El centro y Santa Genoveva, los lugares más elegidos por los delincuentes.

Esta vez, una joven pareja fue víctima de los robarruedas cuando esta mañana se despertaron y al salir de su casa para ir a trabajar descubrieron que a su auto le faltaban las cuatro ruedas. En su lugar, habían dejado acomodados dos ladrillos apilados que hacían de neumáticos.

La modalidad delictiva se ha vuelto cada vez más común en la ciudad y en la zona. Actúa de madrugada o en las primeras horas de la mañana y no discriminan el tipo de vehículo, sea auto o camioneta. Hace tres meses atrás habían atacado a dos VW Bora, uno en el barrio Santa Genoveva y otro en pleno centro.


Embed

Por lo general, los delincuentes se llevan los neumáticos y los reemplazan por ladrillos, aunque en otras ocasiones, no dejan nada y el vehículo sufre daños mayores. Hay algunos delincuentes que utilizan la tradicional llave cruz y otros que prefieren las pistolas de impacto a batería, que reducen los tiempos a la mitad, por lo que en unos 15 segundos ya tienen la goma completa fuera de la maza.

El negocio es redondo y las bandas de robarruedas se aprovechan de que este tipo de delito no es investigado, porque casi al instante los seguros cubren la reposición. Actualmente, en un auto mediano, con llantas de aleación originales, cada goma cuesta 5 mil pesos, mientras que el producto robado se vende por unos 500 pesos solamente.

En mayo, la Policía allanó una vivienda del Bajo de la ciudad y desbarató una banda que se dedicada a este tipo de delitos. Se hacían llamar "la banda de los Gomeros" y en el lugar se encontraron diez cubiertas armadas con sus respectivas llantas que pertenecían a camionetas de distinta marca. Se detuvo a un hombre de 67 años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído