Los vecinos del Z1, en pie de guerra contra los ladrones

Motochorros encañonaron a una nena de 8 años para robarle y eso desató la furia en el barrio.

Cansados de la gran cantidad de robos violentos que han sufrido en los últimos meses, los vecinos del barrio Z1 solicitaron mayor presencia policial en las calles. En el último asalto, una familia completa fue apuntada con armas por dos delincuentes.

“El jueves a la noche tuvimos la reunión con las autoridades policiales, que se comprometieron a dejar el móvil dentro del barrio, que era lo que nosotros estábamos pidiendo porque no teníamos patrullaje por las calles”, explicó Patricia, vecina del barrio a LM Neuquén. Sin embargo, a las pocas horas de concluida la reunión, los delincuentes volvieron a atacar.

Te puede interesar...

“Entre las 4 y las 6 de la madrugada de ayer entraron a robar al almacén de una casa. Fue mientras ellos dormían. Les robaron dinero y mercadería. Esto generó bronca e impotencia porque pasó después de los compromisos que se asumieron horas antes, es como una tomada de pelo”, aseguró la mujer.

Altos niveles de violencia

El hecho que desencadenó el reclamo por medidas de seguridad, fue uno de los más violentos que vivieron en el sector. “Fue el martes a la noche, alrededor de las 23. La familia bajó del colectivo y paró una moto con dos personas que usaban casco, sin patente, sin nada. Le pusieron un arma en la cabeza al papá y con la otra le apuntaron al pecho a la nena de 8 años”, relató indignada Patricia.

“Les sacaron todo lo que tenían: mochilas, celulares, ropa. En una esquina cercana había varios vecinos comprando en un almacén y escucharon a una nena gritando que le habían robado al papá. Apareció la mamá también gritando, corriendo, pidiendo auxilio”, explicó la mujer y agregó: “Eso fue la gota que colmó el vaso”.

Tras el robo, los vecinos se organizaron y llamaron a la Policía para pedir mayor presencia de los agentes en las calles del barrio. Desde 2015, el Z1 tiene un destacamento en el que, según Patricia “no hay nadie cuando tenemos una emergencia”.

Siete horas transcurrieron entre que finalizó la reunión y ladrones robaron un local

Por ello, realizaron la reunión con las autoridades, aunque a las horas los delincuentes volvieron a atacar. “La última camada de casas se entregó en abril del año pasado y hemos vivido tranquilamente, pero hace dos meses han empezado a meterse a robar, a arrastrar a mujeres por la calle para sacarles la mochila. Es una locura. Y cuando necesitas pedir auxilio no hay nadie dentro del barrio, nos tenemos que socorrer entre nosotros. Estamos a la deriva”, afirmó preocupada la mujer.

El lunes, los vecinos se reunirán nuevamente con las autoridades en el barrio para ponerlas al tanto del último hecho y para escuchar las propuestas que podrían incluir más cámaras de monitoreo urbano en el sector, móviles que patrullen las calles y alumbrado en el sector que une las dos partes del barrio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído