Magui Bravi: Más que una chica bonita

La actriz, bailarina y conductora se presentará mañana a las 21 en el Casino Magic con el elenco de Acaloradas, para mostrar todo su talento sobre las tablas.

Por Yamila Rodríguez

Acaloradas, la obra protagonizada por Magui Bravi, Patricia Echegoyen, Victoria Onetto y Emilia Mazzer, desembarcará mañana en el Casino Magic para hacer reír a los neuquinos con una alocada historia atravesada por un casamiento, la menopausia y la dinámica de las relaciones.

“Es la historia de cuatro mujeres; una es Cecilia, que es mi personaje, que se está por casar. A partir de ahí se cuenta todo lo que le pasa a su mamá y a su suegra en ese momento especial. Es desopilante todo lo que pasa, para morirse de risa”, resumió Magui sobre la comedia.

La actriz, bailarina y conductora, que este año tuvo que hacerles frente a los rumores de un romance con Adrián Suar, enriqueció su currículum demostrando que es más que un cuerpo y una cara bonita. Es que participó en otras comedias como Los Grimaldi, Algunas mujeres a las que les cagué la vida y en el drama BeatNik. Además, es la coreógrafa de la nueva puesta de José María Muscari, Bollywood, el espectáculo de moda del teatro under de Buenos Aires. Como si fuera poco, hace nueve meses se convirtió en conductora del programa de turismo Clave Argentina (Canal 9). “Mucha gente me conoció por el ‘Bailando’, y ahí sí hay un cuerpo que se mueve y no mucho más. Pero con los años he logrado mostrar todo lo que me he preparado para actuar o conducir un programa”, señaló.

¿Qué podés contar de Acaloradas?

Es una comedia de enredos y también tiene sus tintes dramáticos. Es la historia de cuatro mujeres; una es Cecilia, que es mi personaje, que se está por casar. A partir de ahí se cuenta todo lo que le pasa a su mamá, a la amiga de su mamá y a su suegra en ese momento especial.

¿Cómo te sentís al trabajar con actrices de gran trayectoria?

Es un placer compartir escenario con ellas, que la tienen tan clara, y además son buena gente, buenas compañeras, lo que es muy importante en la convivencia. Se aprende un montón de gente tan talentosa.

Sos una bailarina talentosa, ¿por qué actualmente no estás explotando eso?

En el 2012 salí campeona del reality show “Soñando por bailar”. Después llegué a la final del “Bailando” (Hernán Piquín y Noelia Pompa se coronaron campeones) y de ahí me fui al “Bailando” de Paraguay, en donde también llegué a la final. Eso marcó el fin de una etapa. Como bailarina había conseguido todo lo que quería: bailar para todo el país y Latinoamérica, y ya no me representaba un desafío. La gente de Ideas del Sur me llama todos los años para ir al “Bailando”, pero hoy no tengo tiempo. Sin embargo, también me llamaron para hacer una obra con ellos, porque saben que estoy más enganchada con la actuación.

En Bollywood, de José María Muscari, sos la coreógrafa. ¿También te interesa explorar ese rol?

Ya había trabajo con él en La jaula de las locas, en donde me tocó coreografiar un grupo de bailarines hombres. Me gusta hacer coreografías y según Muscari, soy buena (risas). Realmente estamos sorprendidos con el éxito. En Buenos Aires es como la obra de moda. En lo personal, estoy contenta de que mi trabajo guste y de que se puedan lucir los bailarines y actores con ideas que alguna vez fueron sólo pensamientos en mi cabeza.

Como si te faltaran títulos, ahora también sos conductora de Clave Argentina. ¿Cómo llegó esa propuesta?

Estoy hace casi un año con el programa. Eso sí que no me lo esperaba. Fue algo que surgió mágicamente. Me llamó la productora y me dijo que buscaban a una chica más parecida a la gente que está en su casa, alguien que no tuviera experiencia directa en turismo, para poder crear algo real. Por lo menos lo que hicimos hasta ahora, que ha sido recorrer casi todo el país, fue espectacular y esa experiencia no me la quita nadie.

Con tanta preparación, ¿no te molesta que muchas personas te reconozcan sólo por tu cuerpo?

Mi cuerpo me ha dado otro de mis grandes negocios como empresaria que es Magui Fitness. Hace dos años que tengo una aplicación para celulares y tiene muchísimas descargas, no sólo en Argentina sino en otras partes del mundo. No es un culto al cuerpo, sino contar lo que yo hago, cómo son mis rutinas, cómo son mis ejercicios; de hecho lo acompaño con consejos de una nutricionista que enseña a comer.

Dado que tenés mucho interés en actuar, ¿creés que los rumores de romance con Adrián Suar te perjudicaron?

No me beneficiaron, eso seguro. Y aunque no tengo la certeza de que me hayan cerrado puertas, sería raro que me llamen de Pol-ka para trabajar, porque después van a salir a decir que me convocan porque salgo con Suar. Esa fue una situación de mierda, pero son cosas que tiene este medio que a veces no se pueden explicar. Me gustaría sentarme a tomar un café con el que lo inventó y preguntarle por qué lo hizo, de qué le sirvió.

¿Te molestó principalmente porque siempre buscaste tener un perfil bajo?

Jamás mostré con quien salí o con quien salgo. No me interesa. Mi carrera pasa por otro lado. No lo necesito. No es que no sé hacer nada y tengo que contar con quién me acuesto porque si no desaparezco. Esto se me fue de las manos. Ni siquiera sé por qué se dio, pero la verdad es que es una lástima.

Por el escándalo

Magui hizo un paralelismo entre la edición del “Bailando” en la que participó y la de la actualidad, y reconoció que una buena coreografía ya no tiene repercusiones. “Creo que con los años se perdió la búsqueda del talento y del baile en sí y se apostó más por la movida mediática”, lanzó la bailarina que se perfeccionó en diferentes ritmos (se inició con la danza clásica) a lo largo de su vida. Y agregó sin miedo: “Hoy no tiene tanta repercusión un buen baile como sí lo tiene un gran escándalo”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído