Malena Luz Villanueva: "Ciro superó mis expectativas"

La bailarina neuquina que protagonizó el videoclip de "Dale darling" contó que se fue de la ciudad escapando de una situación de violencia de género.

POR ANALIA CASTRO /acastro@lmneuquen.com.ar

La historia de violencia de género que recrea el videoclip Dale darling de Ciro y los Persas refleja casualmente el duro momento que vivió años atrás su protagonista: la bailarina neuquina Malena Luz Villanueva.

“Me siento identificada con el video porque yo pasé una situación similar en Neuquén por la cual me vine a vivir a Buenos Aires. Igual, yo no lo maté, no quiero que me venga a buscar la policía”, aclaró con humor para desdramatizar, haciendo una comparación con su personaje en la ficción.

Te puede interesar...

“Salí con un chico de allá. Al principio parecía que estaba todo bien, pero terminó siendo el típico machista, celoso, controlador y golpeador. Una víctima de sí mismo, igual le deseo lo mejor”, dijo sobre su ex novio, con el que vivió un infierno cuando tenía 22 años.

Tras una denuncia policial y una breve detención de su agresor, Malena terminó refugiándose en la casa de su hermana y huyendo a Buenos Aires con una amiga, sin avisarle a nadie.

“Yo había venido una sola vez pero no me sabía manejar en Capital. Y mi amiga, que me incentivó y me convenció, fue medio mi guía porque se vino conmigo. Me ayudó a instalarme, así que arranqué de cero, viviendo en una pensión primero y buscando laburo. Así empecé a crecer, con coraje y determinación”, remarcó.

“Sufrí violencia física y psicológica, estaba anulada y no podía tomar decisiones. Luego dejé de estar triste, me enojé y me rebelé contra lo que me estaba pasando. Creo que lo mejor en esas situaciones es enojarse para tomar cartas en el asunto, contar lo que te está pasando a tu entorno, no tener vergüenza de pedir ayuda y, en lo posible, rajar. Sé que hay mujeres que tienen hijos y que no es tan fácil, siempre pienso en ellas porque la tienen más complicada. También creo que los vecinos se tienen que meter y denunciar. A mí me ayudaron un montón, es el día de hoy que lo sigo agradeciendo”, añadió.

ap04-f03-Malena-Luz-Villanueva-..jpg

De fan a musa inspiradora

Lo que Malena no sospechó años atrás era que esa pesadilla que le tocó vivir en Neuquén la convertiría en la musa inspiradora de su ídolo de toda la vida. Fanática de Los Piojos desde la primera hora, conoció a Ciro a través de su padre, Diego Villanueva, un productor que traía bandas conocidas para que tocaran en la ciudad.

“Mi vida giraba en torno a los recitales de ellos. Cumplía con el colegio y juntaba plata para viajar a verlos y laburaba de lo que sea”, contó antes de recordar que luego de vender sándwiches y alfajores de maicena, fue playera en una estación de servicio, cajera de supermercado y encargada de la barra de un conocido bar ubicado cerca del monumento a San Martín.

“Yo estaba enamorada de la música de Ciro, admiraba su poesía. Tuve una adolescencia revoltosa y mi terapia eran Los Piojos. Pintaba trapos, trataba de estar en primera fila en sus shows y hasta me hice un grupo de amigos piojosos con los que viajaba para ir a verlos. Todas mis carpetas y mis mochilas están rayadas, mis compañeros me hacían chistes... Si leen esta nota se van a acordar”, dijo entre risas la ex alumna del CPEM 29 y las escuelas 107 y 101.

Ya una vez instalada en Buenos Aires, Malena comenzó a darle lugar a su pasión por la danza y a abrirse camino “muy de abajo”. “Comencé a bailar en boliches y en algunos eventos hasta que ahorré un poco de plata y armé mis vestuarios para hacer las cosas a mi forma. Y lancé mi productora, Supernova creative, con la que además de bailar coordino artistas para eventos”, precisó sobre el proyecto que la contactó laboralmente con su artista favorito.

“Hay gente que se le cae el ídolo cuando lo conoce. A mí me pasó al revés: Ciro superó mis expectativas como ser humano. Es una persona muy buena, con la que te podés sentar a comer y charlar de la vida como si fuese el vecino. Es muy sencillo y respetuoso, siempre me valoró como artista y persona”, destacó la neuquina sobre el músico, a quien hace ya seis años acompaña en sus presentaciones con Los Persas.

Además de subirse al escenario con ellos en el Cosquín Rock o el Luna Park, Malena fue parte de los videos de “Juira!”, “Caminando” y “Toaster (Give me back my)”, la célebre canción que hace referencia a las declaraciones de su autor ante la prensa, tras el robo de su casa en mayo del año pasado.

ciro.jpg

“En los otros clips fueron participaciones chiquitas; “Dale darling” es el primer protagónico”, señaló con orgullo antes de revelar cómo su dura experiencia de violencia de género incidió en la creación del tema.

“Yo le conté mi historia a Ciro cuando estaba preparando su nuevo disco. Él tenía ese tema dándole vueltas en la cabeza, así que un poco de inspiración le vino de ahí. Y luego me vino el papel al pelo, fue como una revancha para mí”, sentenció sobre el videoclip que grabó en Buenos Aires y El Chocón con Luciano Cáceres, Rodrigo Noya, Pablo Pinto y la neuquina Aymará Rovera.

“Está bueno exteriorizar lo que me pasó para que se hable del tema y que se le dé la importancia que tiene”, sostuvo y agregó: “Estoy feliz de poder transmitir que se puede mandar todo al carajo y salir adelante. Estoy muy honrada de que hayan confiado en mí para interpretar algo tan importante y tan groso”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído