El clima en Neuquén

icon
32° Temp
21% Hum
La Mañana Carrizo

Martín Carrizo vendió sus tres baterías para poder seguir con su tratamiento

Tras haber regresado al país por no poder costear el tratamiento en Miami, el músico se las sigue arreglando para continuar con su recuperación.

Martín Carrizo, el reconocido baterista y hermano de Caramelito Carrizo, quien continua con su tratamiento para contrarrestar los efectos de la esclerosis lateral amiotrófica que padece, anunció que tuvo que vender sus tres baterías para afrontar los costos del mismo.

Si bien el músico inició su tratamiento en Miami a finales del 2019, en marzo de este año se vio obligado a volver al país, debido a los altos costos de implicaba estar en Estados Unidos.

Te puede interesar...

"Y se fueron mis tres naves nomas. Las tuve que vender!!! Tengo que seguir avanzando, de cierta manera me alegro, tienen que seguir sonando mientras yo sigo enfocado en mi recuperación!!! Están en buenas manos las tres", escribió el músico, describiendo que aún necesita de mucho dinero para seguir con su recuperación.

Pese a que el posteo demostraba que Martín aún continúa con su colecta (con la cual consiguió más de 4 millones de pesos con los cuales pudo viajar a Miami), lo más rescatable fue que se lo pudo ver por primera vez parado, desde que le diagnosticaron la enfermedad.

Camino a la recuperación

El ex baterista del Indio Solari fue diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica en 2017. Después de haber sufrido en silencio, el músico contó en sus redes el mal que padecía y que tenía una chance de recuperación con un tratamiento experimental, para el cual debía reunir una gran cantidad de dinero.

Luego de una gran campaña de recaudación (en la cual hasta Susana Giménez hizo su aporte) pudo viajar a Estados Unidos para realizar un tratamiento. Después de poco más de un año en el país norteamericano, Martín emprendió su regresó a Argentina, asegurando que era imposible costear su estadía allí. “Ya no voy a poder volver a Estados Unidos, es imposible poder pagar ese tratamiento… Siento que debo ir por otro lado, aprovechar lo que aprendí y la experiencia vivida en esa clínica para seguir peleando desde mi casa. Todo es positivo, gracias a todos ustedes pude viajar, y lo más importante que me ayuda a seguir avanzando fue la experiencia vivida y sacarme de la cabeza qué hubiese pasado si no iba a Miami”, expresó en un posteo y cerró: “Cada vez confío más en Dios y permanentemente me da señales de que está acompañándome”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario