Más crímenes a balazos en el conurbano bonaerense

Asesinaron a dos jóvenes, en un robo y en un presunto ajuste.

El territorio bonaerense no tiene paz: no sale de la angustia que le provocó el caso de los cuatro chicos que murieron en San Miguel del Monte, luego de que el auto en el que escapaban de los tiros de la Policía se estrellara contra un camión y sigue sumando crímenes. Ahora con dos casos distintos en la zona sur del conourbano, con la inseguridad como causa fundamental. En un intento por robarle el auto, motochorros asesinaron a un joven de 23 años en Monte Grande; y en Avellaneda, un muchacho de 24 años fue muerto a balazos atacado también desde una moto, en un presunto ajuste de cuentas. Sangre, balas y muertes.

Recuadro-avellaneda-página-16.jpg

Quiso defenderse y lo mataron

Uno de los jóvenes fue asesinado de cuatro balazos por dos asaltantes que intentaron robarle el auto en la puerta de la casa de su novia. El hecho ocurrió en la noche del viernes cuando la víctima fue sorprendida por motochorros que quisieron robarle su coche (Renault Clío). El joven se resistió y fue baleado por los delincuentes, que escaparon sin consumar el asalto.

Te puede interesar...

Según los investigadores, la víctima se resistió con un crique metálico que llevaba en su vehículo. Los ladrones escaparon pero a los 100 metros decidieron regresar y el que iba en la parte de atrás de la moto sacó un arma y disparó. Herido, el joven subió al auto y quiso perseguirlos ,pero se desvaneció, muriendo unos minutos después, mientras era trasladado de urgencia a un hospital de la zona.

Crimen-avellaneda-balazos-página-16-2.jpg

Lo atacaron de la nada

También en la noche del viernes, en la localidad de Avellaneda, un joven de 24 años, identificado como Lucas Barboza, fue baleado y asesinado. Las razones del crimen no están claras aunque, en este caso, la sospecha es que se trató de un ajuste de cuentas. Según fuentes judiciales, Barboza iba en moto junto a un amigo que lo llevaba a la parada del colectivo.

En ese momento fueron interceptados desde otra moto y, tras un cruce de palabras, Barboza fue atacado a tiros, recibiendo tres balazos y muriendo en el acto. Su amigo resultó ileso. La hipótesis del robo quedó descartada porque nunca le pidieron las pertenencias a ninguno de los ocupantes de la moto y sólo le dispararon a Barboza.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído