McDonald's, forzada a bajar calorías de la Cajita Feliz

Es en Chile, donde rige una ley para combatir la obesidad infantil.

Santiago

McDonald’s, la famosa cadena de comida rápida estadounidense, modificó su tradicional Cajita Feliz para acomodarse a los estándares de una nueva ley que acaba de entrar en vigor en Chile para combatir el sobrepeso y la obesidad, principalmente en niños.

Una hamburguesa más delgada, sin mayonesa ni queso; papas fritas pequeñas y casi sin sal, además de un jugo bajo en calorías o una bebida light, más un yogur o un puré de manzana forman parte de la nueva Cajita Feliz que McDonald’s comenzó a comercializar en Chile para hacer frente a una estricta Ley de Etiquetado que comenzó a regir el lunes.

La normativa, que busca reducir los altos índices de obesidad de los chilenos -un 60% en adultos-, prohíbe la entrega de juguetes -como los que ofrece la Cajita Feliz- en alimentos considerados poco saludables, los que deben llevar a partir de ahora vistosas advertencias que informen sobre su alto contenido en azúcar, sodio, calorías o grasas saturadas.

Los productos que no excedan estos indicadores pueden adicionar juguetes u otros ganchos publicitarios, como el que seguía entregando McDonald’s en su producto estrella para los niños.

“Los valores de energía, sodio, azúcares y grasas saturadas de la hamburguesa, los nuggets, las papas fritas kids, los tomates cherry y el jugo de naranja son inferiores a los establecidos por la normativa aplicable”, aseguró la firma de comida rápida en un comunicado, agregando que los productos fueron analizados por un laboratorio de la Universidad de Chile.

En el exterior de la caja, que ahora regala un juguete de Angry Birds, no aparece, sin embargo, la composición nutricional de los alimentos. “Vamos a pedir al Ministerio de Salud que analice la Cajita Feliz para saber si efectivamente cumple con los niveles que ellos (McDonald’s) dicen cumplir”, manifestó el senador Guido Girardi, principal promotor de la norma.

Otras empresas también tomaron medidas, como Coca Cola, que cambió su etiquetado para diferenciar sus refrescos azucarados de los light, o la barra de cereal de Quaker, que redujo sus niveles de grasa, sal y azúcar.

Impacto

Golpe al huevito de las sorpresas

El chocolate Kinder Sorpresa, de la firma italiana Ferrero, no puede comercializarse en Chile desde el lunes. Considerado un “símbolo de la obesidad” por los gestores de la nueva ley por adicionar un juguete a su huevo de chocolate, desapareció de los kioscos y confiterías del centro de Santiago.

“Dejamos de venderlo porque de lo contrario la sanción es el cierre del local”, dijo a la AFP Maricela, vendedora de una confitería del centro de la capital chilena.

Ferrero repudió la decisión del gobierno chileno y anunció que se reserva el derecho de impugnarla en instituciones nacionales e internacionales, ya que la nueva normativa “afecta la reputación de uno de sus productos más populares”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído