Motochorros atacan con gas pimienta a las mujeres

La nueva modalidad denunciada ya suma varias víctimas en Neuquén.

NEUQUÉN

Una nueva modalidad de asalto de motochorros hace eje en las mujeres. Ahora, los ladrones las asaltan a punta de pistola, les roban hasta las prendas y huyen tras rociarlas con gas pimienta.

Los tres casos se registraron el domingo entre la tarde y la noche. Una de las víctimas fue interceptada en el Parque Norte, en uno de los senderos donde en agosto de 2014 dos chicas habían sido violadas por el depredador sexual Agripinio Rubio.

En diálogo con LM Neuquén, la víctima confió que el domingo fue a correr a las bardas cuando cerca de las 17:30 se topó con dos hombres que estaban parados con una motocicleta. Los delincuentes la interceptaron a punta de pistola, la tiraron al piso y la amenazaron para que no gritara. “Estaba cerca del Cañadón de las Cabras en el circuito blanco, que es el más largo, cuando aparecieron dos hombres armados y me sacaron todo”, relató.

Los ladrones la obligaron a sacarse las zapatillas, la campera, la remera, la gorra y a entregar el celular. Una vez que la chica quedó con una calza y un top, la rociaron con gas pimienta en la cara y huyeron en la moto.

Como pudo, la joven se levantó una vez que escuchó que la moto se había alejado y caminó hasta que les pidió ayuda a otras personas que recorrían el circuito y finalmente la llevaron hasta su casa.

Bien vestidos

“Estaban parados al lado de la moto charlando”, contó la joven. “Estaban muy tranquilos, puedo decir que ya es su costumbre porque parecía que tenían un modo de operar bastante practicado”, dijo.

Según detalló, uno de los hombres tendría unos 30 años y el otro 50, ambos actuaron a cara descubierta. “Eran personas que nunca pensé que fueran a estar en estas condiciones: eran mayores y bien vestidos, con una moto linda. No el típico chico que pensamos que nos puede llegar a robar. A simple vista no intimidan, pero estaban armados y ejercieron violencia”, relató la víctima.

La joven pudo radicar la denuncia en la Comisaría Primera, donde además aportó los detalles físicos de los delincuentes. El mismo día, pero con algunas horas de diferencia, se recibieron dos denuncias similares, una en la Comisaría Cuarta de Alta Barda y otra en Centenario. En los tres casos las víctimas fueron mujeres y los hombres, luego de atacarlas, las rociaron con gas pimienta. Todas declararon que los autores fueron dos hombres mayores y bien vestidos.

Ingenio

De la defensa al ataque

El gas pimienta es una de las armas de defensa personal más usada por las mujeres, no sólo en Neuquén sino en todo el mundo. Sirve para defenderse ante un ataque ya que irrita los ojos de la persona que es rociada, a tal punto que pierde la visión por unos momentos, lo que les permite a las víctimas poder huir.

En el mercado de la defensa personal sigue siendo el producto más elegido debido a su pequeño tamaño, a la facilidad de su uso y a su precio, que ronda los 150 pesos.

Los casos de este fin de semana demuestran que ahora los ladrones también encontraron la forma de usarlo para su beneficio.

Para las víctimas, esto representa un doble peligro, ya que no sólo se ven imposibilitadas de defenderse, sino que además los delincuentes también cometen los robos acompañados con armas de fuego.

El vanguardismo de los delincuentes lleva a que un elemento de defensa hoy se convierta en un arma de ataque.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído