Municipales dicen que si los echan del corralón volverán a los cortes de ruta

Los trabajadores municipales de Centenario confirmaron que recibieron una notificación por parte de la Policía sobre el desalojo de la toma que mantienen en el corralón de la comuna y amenazaron con volver a las rutas de la región si no hay respuestas a sus reclamos.

Esta mañana, en declaraciones a LU5, uno de los representantes de los empleados municipales, Luis Jara, aseguró que a pesar de la presencia policial y la orden de desalojo vigente permaneceran en el edificio.

"Vamos a seguir acá, en este lugar", afirmó Jara, que aclaró que si son echados volverán a realizar piquetes en la Ruta 7 y otros caminos que conectan Neuquén con las rutas petroleras.

Anoche una orden de desalojo del corralón municipal generó una fuerte tensión entre los empleados que están ocupando el edificio hace casi un mes, en el marco de un conflicto con el intendente Javier Bertoldi.

Los efectivos de la Policía especial Despo comenzaron a llegar por la tarde en camionetas y se apostaron a unas dos cuadras del edificio tomado, en Luis Rozza y Belgrano. De inmediato, los trabajadores dieron la alerta y empezaron a recibir el apoyo de varios gremios.

La orden fue liberada por el fiscal Horacio Maitini, donde recayeron las causas que la comuna realizó contra los sindicalistas. La notificación estaba vigente, sin embargo, el desalojo no se pudo dar por las condiciones.

La discusión entre el gremio municipal y Bertoldi viene trabada por varias circunstancias. El gremio pidió 75 recategorizaciones, pero la propuesta de la comuna fue de bajar al menos 10 y sumar otras 60, con personas afines al Ejecutivo.

En medio de la negociación, que se retomó luego de varios días de corte de ruta, aparecieron denuncias por presuntos hechos violentos cometidos por integrantes del SOEMC a funcionarios. Sin embargo, fueron negados en forma categórica por el abogado del sindicato, Alberto D'Elia.

El 4 de noviembre, la Policía intentó desalojar el edificio, pero se encontró con una gran resistencia de los empleados. Hubo disparos de balas de goma y gases, pero lo empleados resistieron y la Policía tuvo que retirarse.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído