El hombre, que tenía 48 años, padecía cáncer en la cabeza y estaba internado en una clínica oncológica en Buenos Aires. Había pedido el pase a la capital ante la situación crítica de su salud.

En abril ingresó al hospital Castro Rendón por convulsiones. Allí, se le practicaron diversos estudios para saber si las complicaciones se debían a las metástasis.

Montecino estaba condenado por liderar una megabanda que controlaba la venta de cocaína y marihuana en el Alto Valle y por rearmar su clan delictivo desde prisión.

En un primer momento, cumplió condena en la U9 de Neuquén capital, luego fue trasladado a la capital por su estado de salud.

Allí, un juez le dictó la prisión domiciliaria luego de que Montecino se quedara ciego, pero no llegó a salir de la clínica. Fuentes allegadas a la familia informaron que el hombre falleció al mediodía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído