El clima en Neuquén

icon
Temp
73% Hum

Neuquén Solidario: la historia de amor y supervivencia de Fundación Seno

Nació con el diagnóstico de cáncer de Ezequiel, un niño que dejó el legado de solidaridad en su familia y muchos más quienes ayudan en tiempos difíciles. 

El diagnóstico de cáncer en un niño es un momento más que crucial para cualquier familia, que además de necesitar los mejores médicos para su hijo, necesitan de contención y una mano amiga para enfrentar la situación. Pensando en el bienestar de esa familia es que nació en 2010, la Fundación Seno, desde donde la ayuda es muy grande.

Ezequiel Valdebenito era un niño más que vital, amable y solidario. Y cuando su mamá, Marisa Valdebenito, se enteró que su hijo tenía cáncer, no dudó en buscar todo lo necesario para que esté lo mejor posible, pero no solo él, sino que muchos otros niños y niñas quienes estaban internados en el Hospital Castro Rendón.

Te puede interesar...

Y así nació la Fundación Sendero de Esperanza para el Niño Oncológico, desde donde brindan un hogar para que las familias del interior puedan vivir y acompañar a sus pequeños en el tratamiento, y muchas acciones solidarias más.

Neuquén Solidario Fundación SENO final.mp4

Con los años Marisa cedió su lugar a su hija, Verónica Fernández, quien da todo lo que puede para seguir creciendo y ayudando cada vez a más personas.

“Cuando lo diagnosticaron a mi hermano, mi mamá empezó a ver las falencias que tenía cada familia que venía del interior, la forma en la que tenían que pasar el día a día, dormir en reposeras, hacer trámites acá en Neuquén capital”, contó Fernández a LMNeuquén para el segmento Neuquén Solidario.

SFP Fundacion Seno Pelucas niños cancer (15).JPG
La Fundación Seno cuenta con una casa para albergar a familias de niños oncológicos del interior.

La Fundación Seno cuenta con una casa para albergar a familias de niños oncológicos del interior.

Al principio la ayuda era para hacer trámites, luego pudieron alquilar un espacio donde albergar a algunas de esas familias que estaban acompañando a sus hijos, y más tarde lograron tener su casa propia. “Brindamos un lugar para que los papás vayan a descansar un ratito, en una cama, tomarse una ducha calentita, tomar unos mates, compartir el día a día con otros papás o con los mismos integrantes de la fundación”, detalló.

“Las necesidades del niño oncológico no son solo que reciba una asistencia médica, sino que también hay toda una familia atrás que pesa con las consecuencias de cada niño enfermo. Y todo eso es lo que tratamos que se haga un poco más fácil aquí”, describió Verónica, a quien aún hoy se le llenan de lágrimas los ojos al recordar a su hermano y “la fuerza sobrehumana” que tenía para salir adelante.

Una peluca, una sonrisa

“La caída del pelo es la parte donde te hace caer que realmente hay algo malo, que estás enfermo y quedás vulnerable. Porque es tu imagen, siempre lo primero que uno hace cuando se levanta es lavarse la cara y acomodarse el pelo, y yo creo, creo que eso es lo más shockeante que tiene un paciente”, contó la presidenta de la Fundación Seno.

Con los años de acompañar a los niños y sus familias los voluntarios de esta fundación vieron la necesidad que tienen muchas personas en tratamiento para el cáncer de poder contar con una peluca.

SFP Fundacion Seno Pelucas niños cancer (8).JPG

Pero las pelucas no son baratas, y no les era fácil adquirirlas. Así que lo que pensaron que sería mejor era aprender a hacerlas. Y así fue que hicieron un curso y se pusieron manos a la obra.

Una vez más no fue solo la solidaridad de los voluntarios, sino de muchas personas que empezaron a donar su cabello para que pudieran fabricarlas.

Y de este modo nació un nuevo trabajo dentro de la fundación, y en este caso no son solo los niños y niñas las que las usan, sino que también adultos que perdieron su cabello por la quimioterapia piden la ayuda solidaria de Fundación Seno.

SFP Fundacion Seno Pelucas niños cancer (5).JPG

“Gracias a Dios tenemos una sociedad maravillosa, tenemos donaciones todos los días acá”, aseguró.

Verónica y otras voluntarias aprendieron el oficio para hacer pelucas y se pasan horas cosiendo las cortinas de cabellos donados que serán la sonrisa de niños y niñas.

“Yo siempre digo que mi hermano estuvo 7 años enfermo, él vivió la enfermedad. Nosotros fuimos sus acompañantes no más. A pesar de que la pasaba muy mal, siempre era risueño, siempre con un chiste, siempre dando las gracias, siendo solidario, entonces yo creo que ese recuerdo es lo que nos fortalece para estar día tras día acá”, confesó Verónica con una cálida sonrisa.

"Neuquén Solidario" quiere ser el nexo entre los que trabajan para ayudar y los que quieren ser solidarios con los que lo necesitan. Para comunicarse con la Fundación Seno se pueden contactar al Menos bla, más amor se pueden contactar al 2994564725. Reciben donaciones de cabello y también necesitan elementos de limpieza, servilletas, papel higiénico, lavandina, jabón. También huevos, leche en polvo y líquida Nestúm y pañales XXL XL y M.

SFP Fundacion Seno Pelucas niños cancer (13).JPG

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario