El clima en Neuquén

icon
11° Temp
82% Hum
La Mañana Muerte

A 9 años de la muerte de Osvaldo Arabarco, el poeta que escribió el himno de Neuquén

Se destacó además como locutor de LU5 y conductor de Canal 7. Fue uno de los grandes personajes que quedaron para siempre en la historia de la provincia.

Se cumplen este viernes 9 años de la muerte de Osvaldo Arabarco, locutor, poeta y autor de la letra del himno de la provincia de Neuquén. Falleció el 1 de marzo de 2015, a los 69 años, por una afección cardíaca que lo aquejaba desde hacía tiempo.

Arabarco había nacido en la ciudad de Neuquén el 11 de septiembre de 1945 en un hogar de familia de pioneros. Su padre, Oscar, era enfermero del hospital Castro Rendón y fue uno de los tantos protagonistas históricos de la salud pública de la provincia.

Desde siempre, Oscar quería que su hijo siguiera la carrera de medicina, pero los recursos no eran suficientes para que Osvaldo pudiera trasladarse a otra provincia. Un grupo de amigos de su padre decidió ayudarlo económicamente y el joven Osvaldo partió hacia La Plata para iniciar sus estudios médicos.

Para su desgracia, Oscar murió imprevistamente y Osvaldo decidió regresar a la ciudad para ayudar a su madre y hermana que habían quedado solas.

Osvaldo estudiando medicina.jpg
Osvaldo, mientras estudiaba en La Plata.

Osvaldo, mientras estudiaba en La Plata.

“Me hubiera gustado quedarme, pero me pareció que lo más lógico era volver”, diría en la última entrevista que concedió a este diario poco antes de morir.

Para ayudar a su familia empezó a trabajar en la Universidad Nacional del Comahue “haciendo de todo”. Pero por su buena formación y cultura general, las autoridades le pidieron que se desempeñara en el Departamento de Prensa para dar a conocer todas las noticias institucionales de la casa de estudios. Osvaldo acompañaba al rector a todos los actos y él mismo se encargaba de llevar las gacetillas que escribía a los medios de comunicación.

Cierto día le pidieron en LU5 que leyera aquel papel lleno de noticias que había escrito. Allí comenzó la pasión. Osvaldo empezó a practicar el oficio tipeando en las viejas Lexicon 80 y haciendo periodismo de la manera artesanal, como se hacía en aquella época. Con esa creatividad, comenzó a escribir “y a contextualizar” las noticias. “Cuando uno informaba, tenía que darle al oyente todas las herramientas posibles para que se imaginara los hechos. Ahora es distinto, pero en aquella época era así: todo era creativo, muy romántico”, aseguró.

Aldo Mástice, Marcelo Berbel y Osvaldo Arabarco.jpg
Aldo Mástice, Marcelo Berbel y Osvaldo Arabarco, tres íconos neuquinos.

Aldo Mástice, Marcelo Berbel y Osvaldo Arabarco, tres íconos neuquinos.

Lo cierto es que Osvaldo comenzó a crecer cada vez más. Su tono de voz profundo y grave comenzó a ser identificado por la audiencia de la radio hasta que llegó a convertirse en un famoso locutor.

La llegada de la televisión a Neuquén también le sirvió para seguir creciendo. Trabajó en los informativos, fue guionista y conductor de los espacios que se abrían en ese moderno y apasionante medio de comunicación masivo.

Dicen que siempre tuvo la poesía como algo incorporado a su profesión. Elegía las mejores palabras y buscaba adornar cada frase para describir lugares y situaciones.

Osvaldo y Cacho Fontana.jpg
Osvaldo y Cacho Fontana. De ese programa nació la frase

Osvaldo y Cacho Fontana. De ese programa nació la frase "Neuquén es compromiso".

La frase que inspiró la creación del himno de Neuquén

Cierto día consiguió la inspiración suficiente para escribir un poema dedicado a la provincia que tanto quería. Tuvo lugar durante la primera transmisión de Argentina Televisora Color, que unió a todas las provincias en un programa especial. Cuando Cacho Fontana lo despidió, a Osvaldo se le ocurrió una frase: “Neuquén es compromiso”. A partir de esto comenzó a escribir los versos de un poema que fue puliendo durante varios meses.

Don Marcelo Berbel, su amigo, se encargó de ponerle música a tan bellos versos. Así nació “Trabún Mapu”, la canción que a la larga se convertiría en el himno de la provincia. “Soy un agradecido de la vida y de mi Neuquén porque me dio todo”, dijo en más de una oportunidad.

A nueve años de la partida de Osvaldo muchos colegas que tuvieron la suerte de trabajar con él lo siguen extrañanado.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario