El clima en Neuquén

icon
14° Temp
47% Hum
La Mañana Centenario

Centenario: demolieron un bar que se convirtió en un aguantadero

En el lugar sufrían una seguidilla de robos y otras situaciones desde hace meses. Vecinos se pusieron de acuerdo para derrumbarlo.

Este último jueves en Centenario, un antiguo bar que luego se convirtió en aguantadero, finalmente fue demolido. Los vecinos del barrio Sarmiento se cansaron de la inseguridad y la ola de robos que este lugar generaba en la zona y decidieron derrumbarlo.

Ubicado en la zona de las calles Estados Unidos y Brasil, se encontraba el bar que pertenecía a la familia Alarcón cuando Centenario era un pueblo.

Luego de un robo en horas de la madrugada del jueves, se colmó la paciencia de los vecinos. Según se supo, las actuales propietarias del terreno, cuatro hermanas adultas mayores de la familia, acordaron con la gente del sector demoler la antigua construcción y evitar que continúen las usurpaciones.

De esta forma, decidieron contratar una máquina y demolerlo. En el lugar hubo presencia de personal de la Comisaría 5ta, del EPEN y vecinos que observaron el trabajo de demolición desde la Plaza Chos Malal.

Otro aguantadero en Neuquén

operativo aguantadero

Los vecinos de la zona centro de Neuquén que viven en los alrededores de la calle Sargento Cabral, entre Jujuy y Fotheringham, sufren todos los días una pesadilla.

En esa cuadra, un edificio que nunca se terminó de construir alberga a unos 10 ocupas -aunque la cifra varía- quienes por las noches se pelean, hay gritos, ruidos, malos olores. Casi todos los de la cuadra fueron víctimas de robo y ya no saben qué más hacer.

El lugar se convirtió en un "aguantadero" y en los últimos meses se incrementaron los robos en la zona y a los vecinos del sector les cuesta mucho no señalar a esos ocupantes como los autores de los delitos. Es que el edificio tiene varios pisos y desde arriba se puede ver los patios y las casas de toda la manzana, e incluso alrededores.

Estas personas salen sorpresivamente desde un agujero en el tablón que oficia de pared para tapar la construcción. Sorprenden a cualquier distraído que pasa por esa cuadra y que no está atento al suelo.

Después de varios desalojos y tras el insistente reclamo de los vecinos del lugar, la Policía realizó un allanamiento a mitad de febrero en el aguantadero y detuvieron a un joven de unos 25 años, que fue detenido tras haber sido atrapado in fraganti en un robo.

Con esos datos, la Policía ingresó al lugar y allí encontraron a un total de cinco personas, cuatro hombres y una mujer, que fueron demorados para poder hacer averiguaciones en el interior del edificio, ubicado sobre la calle Sargento Cabral al 600, del barrio Centro Oeste de Neuquén.

"El hombre fue detenido y están en plena formulación de cargos, la Brigada de Investigación de la Comisaría Segunda pudo constatar que vivía en este lugar", señaló Caporaso y agregó que los efectivos realizaron un allanamiento en el lugar.

"Este lugar está ocupado y tengo entendido que había sido desalojado, pero vuelven hasta que se pueda llegar a hacer algo con respecto al ingreso", dijo el comisario y agregó que el acceso al edificio a medio construir está clausurado, pero los ocupantes trepan el paredón o rompen los paneles que bloquean el ingreso para alojarse allí.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario