No soportó estar postrado en silla de ruedas y se mató

Un hombre se quitó la vida en su casa cuando la empleada doméstica había ido a la cocina a buscarle el desayuno.

Santiago del estero. Una dramática y estremecedora escena ocurrió en una casa de Santiago del Estero, cuando un hombre de 65 años, llamado Ider Barros, decidió quitarse la vida de un disparo en el momento en que su empleada doméstica había ido hasta la cocina para buscarle el desayuno. La chica escuchó un fuerte estruendo y cuando llegó a la habitación de su patrón, lo encontró muerto.

Según la policía, Barros estaba junto con su empleada y nada hacía pensar que en el momento en que la mujer fuera a la cocina, él tomaría semejante determinación, a pesar de que sus familiares reconocieron que Ider estaba atravesando un cuadro depresivo.

Te puede interesar...

Los peritos revelaron que la víctima, quien se encontraba en silla de ruedas por una operación que había sufrido recientemente, se disparó con su revólver calibre 32 largo a la altura de la sien. El cadáver fue examinado por el médico de Sanidad, quien aconsejó que se le practique la autopsia, por lo que el fiscal de turno, Ángel Belluomini, ordenó que el cuerpo fuese trasladado a la morgue.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído