"No tengo nada que esconder"

El actor y ganador del "Bailando 2015" llega a Casino Magic junto a Flor de la V, Osvaldo Laport e Iliana Calabró para presentar Enredados.

Por Analía Castro

Las luces y el escenario parecen un destino marcado para “un pibe de barrio que de golpe se vio en un medio en el que nació pero del que nunca quiso ser parte”, aunque ahora se haya abierto camino a partir de su participación en el “Bailando por un sueño”, certamen en el que este año apadrina al merendero neuquino La Casita de don Raúl y que ganó en el 2015, junto con Laurita Fernández. Abocado a su profesión para “poder dar algo siempre nuevo”, el hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal llega a la ciudad junto a Flor de la V, Osvaldo Laport, Iliana Calabró, Magui Bravi, Ailén Bechara, Sebastián Almada y Belén Etchart para presentar “Enredados”, la comedia en la que dos amigas resuelven viejas rivalidades luego de reencontrarse en una casa en la que se desatarán desopilantes embrollos. Aquí, un mano a mano con Federico Bal que va desde la obra hasta el vínculo con sus padres, pasando por sus proyectos y por el escándalo que protagoniza junto a su ex novia Barbie Vélez, con la que actualmente tiene un enfrentamiento judicial por daños y lesiones graves.

¿Por qué convoca tanto Enredados?

Es una comedia para toda la familia. Fue un éxito rotundo en Carlos Paz y lo es en cada lugar al que vamos. A la gente le atrae la palabra “éxito”, “enredados” y la suma de personajes y actores geniales. La clave es que es una buena obra, bien escrita, bien dirigida, con buenos productores y con un elenco que la pasa muy bien arriba del escenario.

¿Queda lugar para otros proyectos con el Showmatch y la gira?

Quiero hacer un programa de humor y actualidad pensado para la noche. Estamos con el piloto. También tengo propuestas de teatro para este verano y estoy escribiendo, junto con un guionista amigo, una obra. Me gustaría dirigirla y protagonizarla. Es una comedia sobre el amor y los amigos que rompe con lo cotidiano.

¿Cómo estás respecto de la situación que tenés con Barbie Vélez?

Anímicamente estoy bien, me refugio en mis amigos y mi familia. Las giras me distraen mucho. Judicialmente está todo presentado. No estoy preocupado ni tengo miedo, las cosas son como yo las cuento. Mi ex es un recuerdo de lo que no quiero para mi vida. Me quedo con los buenos momentos que alguna vez me dio.

¿En algún momento te replanteaste dejar el “Bailando” y evitar la exposición?

Sí, pero entendí que no soy culpable de absolutamente nada. Es mi trabajo, mi fuente de dinero con la que mantengo a mi viejo y mi vida. No voy a dejar algo que me hace bien.

¿Cuánto pesa la mirada de los otros?

Casi nada. Trabajo en un medio muy hostil, trato de estar con la gente que me conoce y mostrarme sincero. Mi carta más preciada es la honestidad ante todo. No me tengo que esconder de nadie.

¿Sentís que pudiste aprender algo de todo esto?

Que no quiero ese tipo de relación para mi vida. Perdí libertades, privacidad. Hubo mucha falta de respeto. También me siento culpable de haber expuesto tanto la relación, los dos.

Esta semana Flor de la V habló en Intrusos y generó revuelo por un supuesto embarazo de Barbie. ¿Hablaste con ella después?

Es una mujer que tiene nombre y no tengo por qué decirle qué decir y qué no. Ella sabe manejarse en los medios. Habló de un tema delicado para mí, pero está todo bien. Cuando nos encontremos, le hablaré. Sólo sacó conclusiones, no dijo lo que le conté.

¿Cómo es tu relación con Laurita Fernández ahora que se separó de Federico Hoppe?

Somos amigos. No estamos saliendo. Son momentos difíciles, nos acompañamos. Ella está consciente de que fue un corte para mejor.

¿Cómo es el vínculo con Hoppe?

Laboral. Yo tengo buena onda con él. Es el productor de la obra y de Showmatch, así que nos cruzamos mucho durante la semana. Está todo bien.

Creciste entre bambalinas. ¿Cómo te diste cuenta de que querías dedicarte al espectáculo?

Yo era productor abajo del escenario y de cine. Cuando me ofrecieron el “Bailando”, acepté porque me daba intriga. Luego hice una temporada arriba del escenario con mi vieja y fue como un despertar. Había muchos nervios y una carga muy fuerte por la mochila de ser el hijo de mis viejos. Pero hoy no lo siento. Pude abrirme paso y estoy cada vez más consolidado. Me ocupo de ser un mejor actor y bailarín, sin agrandarme nunca.

¿Hay algo que no harías a nivel profesional?

No me metería en cuestiones políticas. Tengo una posición tomada, pero no me gusta exponerla.

¿Quiénes son tus referentes como modelos a seguir?

Marcelo (Tinelli), mi viejos y Gerardo Sofovich.

¿Qué es lo que más valorás de tus papás y en qué aspectos discrepás?

Me conecto con la actitud de nunca bajar los brazos y de entender que la profesión es dura. Choco en muy pocas cosas, casi nada. Nos llevamos bien. Mi papá me habla mucho, me da consejos. Con mi mamá, no me gustaba que me nombre. Pero es mi vieja, tiene su carácter y la amo como es. Le digo que sea más precavida en algunas cosas y me escucha.

Sueño en Neuquén

Aprovechando su paso por la ciudad, Bal irá mañana a conocer La Casita de don Raúl Faunde, el merendero que apadrina este año en el “Bailando” y al que asisten diariamente 80 niños para recibir una copa de leche. “Quiero conocer a los chicos y ver el lugar, a ver si puedo ayudarlos desde otro lugar más allá del sueño”, sostuvo el actor. El comedor nació tras el fallecimiento de don Rául, un abuelo que vivía debajo de un toldo y por quien ex combatientes de Malvinas y vecinos se unieron para darle una solución habitacional.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído