El clima en Neuquén

icon
16° Temp
26% Hum
LMNeuquen Pacífico

¡Obra de bien! Primos cracks de Pacífico ayudan a sus padres albañiles

Nacho, ex Cipo, y Pedro Tillería salen a pelearla cada jornada a puro esfuerzo porque las cosas "están complicadas" para la familia. Sueñan con construir sus propias casas y jugar juntos.

La ardua jornada laboral comenzó a las 9 y pasadas las 18 aún siguen en la obra en Plottier. Ignacio Tillería (22 años), la joyita de Pacífico y capitán en el último partido en Lifune y su primo Pedro Tillería (16), promesa de la quinta división tienen signos de cansancio pero ante la consulta no dudan y aseguran que si fuera por ellos “nos jugaríamos un partidito ahora mismo”. La camiseta decana ya la tienen puesta; ni siquiera se la sacan para trabajar el piso en la obra ni al trasladar la carretilla.

Son los mismos que anhelan jugar juntos en un futuro, construirse sus casitas con sus propias manos... Los que mientras sueñan a corto plazo con que a sus familias no les falte nada en tiempos muy adversos por la pandemia.

Te puede interesar...

Por eso, ambos resolvieron ayudar a sus padres Francisco y Javier en la albañilería. Y allí están, felices los cuatro por tener trabajo para poder parar la olla.

Nacho fue el capitán en el último partido de Pacífico y ante Petrolero “hice un gol de 40 metros en el 3 a 1. Lástima que creo que no lo filmó nadie. La agarré de pique sobre el lateral y le pegué de una”, recuerda. Pero ahora, el golazo pasa por dar una mano a su viejo. Y lejos de padecerlo, como harían muchos pibes de su edad, le pone el hombro y lo disfruta.

“Me da satisfacción, uno es consciente de la labor y el trabajo que lleva hacer esto. Pero tengo dos hermanos más chicos y me genera felicidad y emoción ayudarlo, es por el bien de la familia”, explica Nachito, tan maduro y solidario como a la hora de entrenarse (ver aparte opinión de su ex compañero en Cipo, Monito Opazo).

¡Obra de bien! Primos cracks de Pacífico ayudan a sus padres albañiles

Surgido en el tradicional club neuquino y con un breve paso en el Albinegro, el talentoso punta neuquino explica: “Estamos trabajando en dos casas en Plottier. En la de hoy (por ayer) toca hacer el piso del quincho, una pared con parrilla y todo el techado. Y en la otra obra estamos con la vereda, frente de casa, la entrada, reboque, carpetas”, enumera las tareas.

Les tocó bailar con la más fea en invierno pero Nacho no se queja y mira el lado positivo. “Hemos pasado mucho frío, se sufre el clima, pero cuando hacés fuerza ya entrás en calor, es un entrenamiento más. Por ahí te tomás un mate y se te pasa”. “Lo bueno es que voy aprendiendo el oficio. Cada día se aprende más. Cada paso a seguir, cada método, la forma, la fuerza, las cantidades”, destaca el joven atacante. Quien formó delantera con Opazo y Del Prete en la Primera local de Cipo (“es una cuenta pendiente, me agarró en un mal momento, lesiones, pero me gustaría tener revancha algún día”), confiesa que no le contó nada aún a sus compañeros y el cuerpo técnico del club, quienes “se van a enterar por el diario”. Considera “un hermano más a Pedro” y admite que se imagina “compartiendo equipo, un abrazo de gol, sería hermoso”.

Coincide el menor de los Tillería futbolistas, quien deja la pala para atender a LMN. “Sería un honor para mí compartir cancha con él, uno de mis ídolos. Ojalá se nos de en Pacífico y el máximo sueño sería en Boca, ya que los dos somos fanas”, comenta el Pedri.

¡Obra de bien! Primos cracks de Pacífico ayudan a sus padres albañiles

Pese a sus 16 años hay que ver la garra que le pone al trabajo. “Ahora empecé y aprendí un poco con la escuela técnica a la que voy. Sirvió para salir adelante con mi familia, son momentos complicados. La idea es ayudarnos entre todos”, dice mientras relojea que haya quedado bien su laburo. Los primos Tillería pusieron manos a la obra. Decanos y Maestros mayor de obras.

Opazo recuerda a Nacho y los goles a Roca

"Con Nachito alcancé a jugar algunos partidos en la Primera local de Cipolletti. Lo que recuerdo es un partido que le ganamos 2 a 0 a Roca en el Maiolino, yo hice el primero y él, el segundo. Se la dejé servida y nunca me agradeció por la asistencia (risas)", rememora el Monito Opazo, delantero de Cipolletti con pasado en la Primera de Newell's y San Martín de San Juan.

Liga Confluencia: Deportivo Roca 0 - 2 Cipolletti

"Es el recuerdo que tengo de Tillería, no sé que es lo que pasó que después no siguió yendo a entrenar con el Albinegro en aquellos años. Pero es una buena persona, hace rato que no lo veo y ojalá que le vaya bien en el trabajo y en el fútbol. Es un momento complicado para todos y hay que salir adelante como se pueda", agrega el goleador a LMN.

"Después, lo otro que recuerdo de Tillería es que era un buen compañero, un pibe callado, muy respetuoso, nunca un problema. Y además a la hora de entrenar, lo hacía de la mejor manera, con todas las ganas. Hace mucho que no lo veo pero, insisto, ojalá que le vaya bien en todo lo que se proponga en la vida", redondea un viejo socio del pibe Tillería en la Primera local.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.5217391304348% Me interesa
78.260869565217% Me gusta
6.5217391304348% Me da igual
4.3478260869565% Me aburre
4.3478260869565% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario